Velveteen Dream vuelve a cruzar la línea

Anoche lo volvió a hacer. Como está haciendo en sus participaciones en NXT Takeover, Velveteen Dream busca la provocación y el debate con los diseños de sus mallas. En NXT Takeover Filadelfia le vimos con pantalones de boxeador a lo Rocky, en NXT Takeover Nueva Orleans llevaba en sus mallas las caras de sus cinco rivales, al más puro estilo Rick Rude, en NXT Takeover Chicago parecía recordar a Hulk Hogan cuando más se hablaba de una posible reinserción en el Salón de la Fama y anoche lo que quiso hacer fue aún más allá ya que en la parte trasera de sus pantalones se podía leer: “Call me up Vince” (“Llámame al roster principal Vince”).

Triple H fue preguntado sobre este tema en la rueda de prensa posterior al evento y estas fueron sus palabras (traducción Planeta Wrestling):

“Admiro a los chicos que quieren jugar y admiron a los que arriesgan por conseguir lo que quieren. No sé si Velveteen Dream se refería a Vince McMahon pero en el caso en que fuera con Mr. McMahon con el que quisiera contactar sabe que tiene varios teléfonos a los que puede llamar, lo que ocurre es que en uno te encontrarás al Vince amable y en otro al Vince con el que no te quieres encontrar así que Velveteen tendrá que tener cuidado y asegurarse que llama al teléfono correcto, porque si no es así te aseguro que no te gustará la llamada”.

Muchas especulaciones suenan desde hace tiempo sobre una posible llamada de Velveteen Dream para subir al roster principal, llamada que en nuestra opinión debería aún de tardar ya que su personaje está en plena creación y, si hablamos en términos futbolísticos, Dream necesita minutos de juego. Ir al roster principal y acabar siendo tratado como una estrella de mitad de roster hacia abajo sería un flaco favor y podría acabar dando al trate con otra gran promesa de futuro.