Puroresu (Japón)

Puroresu o lucha libre japonesa

El puroresu o lucha libre japonesa es el Pro Wrestling que se practica en Japón. Su estilo es muy diferente al que podemos ver en cualquier parte del mundo ya que los luchadoras se emplean más físicamente en el ring, incorporando movimientos de artes marciales y variaciones de los mismos en sus combates.

El público que sigue el Puroresu también es muy peculiar, ya que observa en silencio las luchas hasta que llega el momento que consideran que debe ser aplaudido.

Orígenes del Puroresu

El Puroresu tiene su origen en el siglo XIX, según la leyenda, Matsuda Sorakichi (1859-1891) fue el considerado primer luchador japonés de la historia. Sorakaichi era un rikishi o luchador de sumo que inició su carrera en los Estados Unidos debutando en 1883, después de esto, muchos de sus compatriotas siguieron sus pasos durante este siglo para demostrar su fuerza sobre el cuadrilátero. Uno de los mejores amigos de Matsuda y también antiguo rikishi, Mikuniyama (quien también fue conocido bajo el nombre de Hamada Shōkichi) organizaron un torneo de exhibición estilo libre en Tokio en el año 1887, aunque el evento en principio no despertó un gran interés por parte de los japoneses, tiene una gran importancia histórica ya que fue el primer evento de lucha libre profesional en el país, y además supuso un gran punto de inflexión, puesto que se podría decir que fue el inicio de lo que hoy conocemos como puroresu.

Qué es Puroresu

El término “Puroresu” viene de “purofesshonaru resuringu“, la pronunciación japonesa de “professional wrestling“. Solemos ver el wrestling americano como una lucha coreografiada, con guiones escénicos y resultados predeterminados, sin embargo, el puroresu tiene una psicología y una presentación diferente, si en América el wrestling es considerado como un show y parte del entretenimiento, en Japón el puro es considerado como un deporte más, de hecho en los periódicos es frecuente ver noticias suyas compartiendo espacio con otros otras disciplinas como el judo o el sumo.

La era de Rikidōzan en el Puroresu

Mitsuhiro Momota, mejor conocido como Rikidōzan (1924-1963), es considerado como “El padre del puroresu”. Durante la Segunda Guerra mundial ya hubo varios intentos de popularizar el puroresu, pero no fue hasta la llegada de este hombre cuando el puro comenzó a ser tomado en serio. Después de la derrota de Japón en la mencionada Segunda Guerra mundial, los aficionados se agolparon alrededor de las televisiones para vitorear a su héroe mientras derribaba a sus oponentes de occidente con su karate chop, una variante de un ataque de sumo (harite) muy similar a un golpe con la mano de karate.

Rikidozan, nacido en Korea fue estrella en Japón

Debutó en 1951 contra el estadounidense Bobby Burns, después de eso siguió entrenando en gimnasios de Hawai y San Francisco para perfeccionar sus habilidades, y en 1953 fundó la Japan Pro Wrestling Alliance (JWA), primera promoción nipona de lucha libre profesional. Rikidōzan ayudó a elevar la popularidad del puro hasta ponerlo al nivel de grandes deportes nacionales como el béisbol o el sumo.

En 1960 abrió un gimnasio y comenzó a entrenar a los que serían dos futuros iconos del puroresu, Kanji “Antonio” Inoki y Giant Baba.

Organizaciones rivales

Tras la muerte de Rikidōzan en 1963, la JWA siguió operando pero su dominio fue desafiado debido a la aparición de dos organizaciones rivales, Tokyo Pro Wrestling y la Internacional Wrestling Enterprise. La JWA finalmente se hundió después de que dos de sus luchadores estrella, Inoki y Giant Baba se marcharan y decidiesen formar sus propias promociones, New Japan Pro Wrestling y All Japan Pro Wrestling respectivamente.

AJPW - All Japan Pro Wrestling

El puroresu siguió evolucionando durante los años 70, e Inoki ayudó mucho a esto ya que es considerado el principal precursor del “Strong Style”, un estilo basado en duros castigos que contienen elementos de distintas artes marciales y que fueron introducidos en el wrestling durante esa década con el objetivo de hacer parecer a la lucha libre más real.

Inoki fue famoso por tener combates contra leyendas de otras disciplinas en esta época, tales como Muhammad Ali (boxeo), el judoka olímpico Willem Ruska o el campeón mundial de Karate Willie Williams.

Años posteriores

Más tarde, ya en la década de los 80, la gente fue testigo de la subida de algunos de los que fueron los principales discípulos de Inoki y Baba, tales como Jumbo Tsuruta, Genichiro Tenryu, Tatsumi Fujinami y Satoru Sayama, quien debutó en esa época bajo la legendaria máscara de Tiger Mask. La fundación de Universal Wrestling Federation en 1984 estableció también el lanzamiento de un estilo híbrido entre lucha libre y combates de artes marciales mixtas.

La década de los años 90 vio muchos cambios dramáticos dentro de la lucha libre profesional, la popularidad disminuyó sobre todo debido a la retirada de Inoki y el fallecimiento de Giant Baba. Las retransmisiones de los combates se trasladaron a horario nocturno de máxima audiencia, y los géneros de lucha se especializaron cada vez más. El establecimiento de Frontier Martial-Arts Wrestling (FMW) en 1989 por Atsushi Onita (aprendiz de Giant Baba) inspiró a una multitud de nuevas organizaciones “indie” a salir al mercado y a raíz de esto surgieron más empresas.

Mientras la popularidad general del puro estaba en declive, algunas promociones fueron capaces de atraer a una gran multitud de gente organizando eventos en el Tokyo Dome y otros lugares de gran escala. Sin embargo, el wrestling americano se estaba moviendo hacia eventos televisados, lo que hacía cada vez más difícil conseguir que los luchadores extranjeros viniesen a Japón. Como resultado, el puroresu cambió su idea de enfrentar a luchadores japoneses contra villanos extranjeros para centrarse en combates entre propios luchadores japoneses.

Durante esta década de los 90, lideraron NJPW el grupo conocido como el de “Los Tres Mosqueteros” (Tōkon Sanjūshi), un trio formado por Masahiro Chono, Keiji Mutoh y Shinya Hashimoto.

Mientras que los luchadores más destacados de AJPW fueron los considerados cuatro Reyes Celestiales o cuatro pilares del puroresu: Mitsuharu Misawa, Kenta Kobashi, Toshiaki Kawada y Akira Taue. Pero las apariciones de promociones de artes marciales mixtas como el K-1 o PRIDE captaron la atención de los aficionados como deportes alternativos. Muchos luchadores profesionales, insipirados en el “Strong Style” de Inoki decidieron probar suerte en estas artes, pero pocos tuvieron éxito y su pobre papel solo ayudó a acelerar un poco más el declive en cuanto a popularidad del puro.

Aparición de diferentes promociones y el Wrestling como entretenimiento

A principios del siglo XXI, nuevas promociones se unieron a “la vieja guardia” (NJPW y AJPW) como fuerzas dominantes dentro del puroresu.

Después de la muerte de Baba en 1999, Misawa asumió el mando de AJPW en 1999 pero un año más tarde (2000) lo dejó por desacuerdos con la viuda de Baba. Llevando con él a la mayoría de luchadores y formando una nueva promoción, Pro Wrestling NOAH. AJPW trató de mantenerse con vida organizando combates contra luchadores de NJPW, y Mutoh ayudó bastante a la supervivencia de All Japan asumiendo el cargo de presidente en 2002. Mientras que Hashimoto fundó Pro Wrestling Zero One.

En esa época, Japón vio crecer la popularidad de la World Wrestling Entreteinment (WWE) y empresas como Wrestle-1 o Hustle han liderado el camino hacia este movimiento, son empresas que se centran en entretener al espectador con historias y una dosis de comedia, en contraposición al estilo recio de otras empresas más antiguas.

Las normas de las empresas japonesas son distintas a las occidentales, por ejemplo, las cuentas de 10 en ringside son de 20 segundos en este país aunque cada compañía introduce sus modificaciones.

Empresas más importantes en la actualidad

Empresas de primer nivel como New Japan Pro Wrestling, Dragon Gate, Pro Wrestling NOAH, WRESTLE-1 o All Japan Pro Wrestling realizan sus shows cada día en tierras japonesas.