Análisis del WWE Super Show Down

Es momento de hacer autocrítica al evento más grande y jamás visto en Australia, en el que formaban parte luchadores de las marcas de Raw y Smackdown Live.

Raw

La gente estaba más entusiasmada con los combates que ofrecía esta marca, el regreso de The Shield a los cuadriláteros, la última vez entre Undertaker y Triple H……. Pero yo creo que decepcionaron, si vamos combate por combate nos damos cuenta de los errores que ha cometido la WWE.

En el único combate que nos ofrecieron por parejas, la gente admiró un dominio claro de John Cena y Bobby Lashley, dieron espectáculo del bueno, en cuanto pisó ring John Cena en tres movimientos se llevó la victoria. A continuación Cena dedicó unas palabras al público.

La WWE nunca se olvida del roster femenino y por ello nos sorprendió con los combates de tríos que se pudieron ver en Australia. Se esperaba la guinda del pastel, pero no sucedió, la traición de Nikki Bella a Ronda Rousey . Lo celebraron en el ring y a casa.

 

El combate estelar de la marca roja, que enfrentaba a The Shield frente a The Dogs of War, pero si me permiten empezaré de una manera muy especial. Sierra. Hotel. India. Echo. Lima. Delta. The Shield entraba por una puerta exterior del estadio y la gente se volvió literalmente loca, entraban como la primera vez, verdaderamente fue un momento muy especial.  En cuanto pisaron ringside se fueron a las manos, el combate estuvo igualdisimo, no hubo un claro dominador, lo dieron todo. Lo más espectacular fue que Roman rompió una barrera con el cuerpo de Strowman. Por lo demás los eslabones débiles tenían la victoria en las manos, fue Dean quien lo consiguió, Los perros de la jauría se volvían a reunir con una nueva victoria.

Smackdown Live

Si hablamos de que Raw fue un total espectáculo no nos podemos quedar cortos ante Smackdown, que sorprendió con todos los combates que ofreció, que marcaron el ritmo del evento de Australia.

Empezaron The Bar y The New Day, que combatían por el título de parejas, un combate seco, que dejaba como vencedor a The New Day, de regalo se llevaron la aclamación de las 70000 personas que los vieron.

El combate de las australianas contra Asuka y Naomi, ya nos dejaba una pista de las ganadoras. The IIconics conquistaron la victoria, suciamente, pero como fue en su país no importó mucho.

Ahora nos embarcamos a algo más personal, el Becky Lynch vs Charlotte Flair, se jugaban el orgullo más que el título en sí. Un combate de 10 hasta que Becky provocó la descalificación. En ella podemos ver una verdadera campeona, astuta y agresiva, no quiso perder y actuó estoicamente durante el combate.

El título femenino no cambia de manos, pero puede ser que el masculino lo haga? Primero hablemos del Bryan vs The Miz, el ganador se convertía en el nuevo aspirante por el título. Bryan actuó de manera muy astuta, el combate duró tres minutos y se lo llevó a través de un paquetito, tocaba esperar saber quién sería su rival.

Dicho esto, era el momento del Joe vs Styles, sin descalificación. Joe machacó psicológicamente a Styles, y este le quería enterrar vivo, al saber esto qué se podía esperar. Fue un combate salvaje, en una maniobra Joe se lastimó la rodilla y  Styles se centro en ello, tanto que Styles ganó gracias a su pinfall en la rodilla mala.

El combate estelar

Lo que todo el mundo esperaba, el choque entre los dos iconos actuales de la WWE, Triple H y Undertaker, junto a sus dos profundos compañeros de carrera viajamos a la época de la Attitude Era. Se dieron con todo, no se podía pedir más; sillas, mesas mazo de Trile H, cables…… Finalmente, Kane rompió una mesa con su cuerpo y un golpe bajo no pudo ayudar a The Undertaker, que se vio en un combate en desventaja. Cuando iba a hacer el Tombstone a Triple H, recibió un Sweet Chin Music y un Pedigree, el árbitro contó hasta tres como pudo y El Rey de Reyes se llevó la victoria. Tuvo un reconocimiento especial con The Undertaker por todos estos años. The Brothers of Destruction no se quedaron satisfechosy rompieron la mesa de comentaristas con Shawn Michaels y Triple H recibió el Tombstone final.

Editorial

El WWE Super Show Down nos dejaba grandes expectativas, combates similares por parte de las dos marcas. Según el orden de los combates Smackdown destacó por el roster femenino y sobretodo empató en acción con Raw. El mundo entero se dio cuenta de que lo que primaba en este evento era el negocio y no los combates. Se hablaba de un cambio de manos con los títulos y ni eso. Además de que no hubo sorpresas con los resultados de los combates. Dentro de lo malo siempre hay algo bueno y así fue el combate entre The Undertaker y Triple H. Lo dieron todo, pero sobraron Shawn Michaels y Kane debido a que tuvieron mucha repercusión dentro del combate, y si lo que quería la WWE era transportar a la gente a la Attitude Era con ellos dos, sobraba. Por otra parte la WWE supo jugar con las figuras del pasado y del presente, y nunca viene mal esa mezcla, sobretodo si te sale bien.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here