Smackdown equipo
 

Cuando quedan 4 días para Survivor Series, aún no falta por saber quién será la quinta luchadora del equipo femenino de Smackdown, aquí os decimos quien es la favorita ahora mismo.

Un puesto libre en el equipo de Smackdown

La noche anterior, durante SmackDown Live, Becky Lynch reveló que Charlotte Flair actuaría como su reemplazo para enfrentar a la Campeona de Mujeres de RAW, Ronda Rousey luego de una lesión que sufrió en RAW a principios de esta semana.

Como informamos anteriormente, este cambio en el combate ha cambiado el equipo SmackDown Live del combate tradicional de Survivor Series 5 contra 5 de mujeres. En este momento, a SmackDown le falta un miembro del equipo y, debido a los pequeños rosters femeninos de ambas marcas, no hay muchos reemplazos.

RAW será liderado por Alexa Bliss, quien permanecerá en el ringside durante el combate pero no participará. Su equipo incluye a Mickie James, Nia Jax, Tamina, Natalya y Ruby Riott. En el lado de SmackDown, Carmella, Naomi, Asuka y Sonya Deville están confirmadas para participar. Esto deja un lugar en el aire.

Opciones para el equipo de Smackdown en Survivor Series

Teniendo en cuenta los rosters, es probable que una de estas dos Superestrellas se unan al equipo SmackDown, o tal vez en el PPV de Survivor Series. La primera opción es Nikki Cross, aunque no está claro si ha sido promovida completamente al roster principal todavía. La segunda es, por supuesto, Mandy Rose. Su compañera Deville fue elegida para el equipo, pero ella no lo fue. Ahora que Flair está fuera, esta podría ser su oportunidad de unirse.

Las únicas otras dos Superestrellas que podrían competir son The IIconics, pero dado que generalmente son vistas como un equipo de dos personas, es poco probable que WWE incluya a Billie Kay o Peyton Royce y no a la otra competidora.

WWE aún no ha confirmado oficialmente quién reemplazará a Flair en el partido, aunque es probable que sea Cross o Rose.

Apasionado del wrestling con 20 años de experiencia en webs de lucha libre y más de 30 años viendo lucha.