Luces y sombras de la gran noche del wrestling británico en NXT UK TakeOver Blackpool

A pesar del gran éxito de crítica y público, NXT UK TakeOver Blackpool dejó algunos cabos sueltos que vamos a intentar de dejar bien atados en este artículo.

Vaya por delante que el show nos pareció de lo mejor que WWE ha hecho en los últimos tiempos pero no creemos que haya estado a la altura de PPV como WWE Evolution o. De ninguno de los TakeOver de NXT “original” por así decirlo.

Altos

En este apartado no nnos extenderemos en demasía ya que lo vinimos diciendo por activa y por pasiva a los largo de los últimos días. NXT UK TakeOver Blackpool ha sido un show impecable, con una organización y una ejecución resolutiva y limpia y ante eso no se puede objetar nada.

Los combates deleitaron al público, sobre todo el primero, el combate por parejas en el que coincidimos con Triple H, quizás fuera el mejor de la noche.

Obviamente tenemos que mencionar la gran sorpresa del fin de semana, la aparición de Finn Balor en el show, un Finn Balor que ha estado presente en todos los actos promocionales y entrevistas desde el pasado viernes pero que a nadie se le pasaba por la cabeza que podría formar parte del show de ninguna de las maneras. Una de esas sorpresas más que agradables a las que nos tiene acostumbrados WWE en su grandes eventos.

El público debe llevarse otra de las felicitaciones de este artículo. Aunque ya sabemos cómo se las gastan por las islas británicas, nunca dejará de sorprendernos la imaginación que tienen a la hora de elaborar canciones o la facilidad de la que hacen gala a la hora de hacer ruido, más ruido que nadie.

 

Bajos

Dentro de los propios combates encontramos varias pegas. A nuestro parecer, Mastiff y Dennis tenían todas las armas para hacer de su combate el combate del que todos hablaran en el día de hoy, pero incluso el propio Triple H hablaba de él en último lugar durante la rueda de prensa post-TakeOver con los periodistas. Era un combate sin DQ en el podían poner patas arriba el Empress Ballroom si hubieran querido, pero este combate no pasará a la historia ya que no mostraron nada diferente a lo qe cualquier otro combate con la misma estipulación.

Sí fue un combate brutal, como no podíamos esperar menos de ambos contrincantes, perofalto de ese algo especial que le diferenciara del resto. Había que pedirles más.

El combate entre Pete Dunne y Joey Coffey… bueno, qué decir. Muchas cosas buenas pero alguna que chirriaba. Otro combate físico, pero también largo dejaba también en evidencia la capacidad física de ambas superestrellas cometiendo varios errores de ejecución en el tramo final del mismo. Por momentos daba la impresión de que no sabían qué hacer o de que no se entendían al 100%.

La duración del combate fue otro problema pero no por la duración en sí, sino por la gran cantidad de finales falsos que tuvo, llegando a desesperar a más de uno. Los talentos pueden llegar a zafarse un par de veces del finalizador de su rival pero 4 ó 5 veces da que pensar.

Rhea Ripley vs. Toni Storm, ¿Teníamos que haber esperado más de este combate? Esa es la pregunta que me hago. Quiero pensar que sí, que ambas son bastante capaces de darnos algo más que un buen combate de wrestling, que ambas son capaces de meternos en una historia y jugar con nuestros sentimientos hasta alcanzar el climax.

Tengo mis reservas con este combate porque creo que pueden dar bastante más. Yo esperaba más. Ciertamente Toni Storm tiene que dar un paso adelante ahora que tiene el título ya que, a pesar de haber ganado la segunda edición de la Mae Young Classic, por aquel entonces Io Shirai también mostró un wrestling de más quilates.

Dicho estoy, volvemos a reiterar nuestras felicitaciones a WWE, a NXT UK y a todo el personal de la compañía que han hecho de nuestra estancia un sueño hecho realidad, a todos ¡GRACIAS!

 

 
Jefe de Comunicación de Planeta Wrestling, Colaborador de la web oficial de WWE, Colaborador de la sección WWE de Mundo Deportivo y Marca