Aunque ya se había comentado que Neville estaba libre del contrato que le unía con WWE y que podría comenzar a luchar, al parecer esto no es cierto según el propio Neville.

Neville aún no puede aceptar bookings

The Wrestling Observer Newsletter informa que varios promotores independientes contactaron a Neville, pero les dice que aún no puede aceptar las fechas. También ha dicho que podrá realizar reservas pronto. WWE recientemente confirmó que Neville es libre de trabajar donde quiera y no hay una cláusula de no competencia cuando fue liberado en agosto.

Neville trató previamente de obtener su salida cuando renunció en octubre de 2017, pero debido a que WWE estaba preocupada porque se fuera a otro lado, congelaron su contrato por casi un año. No ha hecho una declaración desde su salida y sus redes sociales han estado en silencio desde el 28 de septiembre de 2017.

Desde la escena independiente han sido varios los luchadores que han insinuado la presencia de Neville en sus filas, desde los propios Young Bucks y Cody antes del All In, lo que parecía que iba a ser el retorno del luchador británico a los cuadriláteros.

Hasta hace recientemente poco cuando el luchador Tama Tonga de NJPW, dijo que le gustaría tener al luchador inglés de su lado después de haberle visto luchar en el pasado en la escena japonesa, cuando el entonces Pac, formaba parte habitualmente de los tours de Dragon Gate.

Más lejor parece que queda que Neville se vuelva a embarcar en una aventura norte americana a tiempo completo, ya que el luchador parece que ha vuelto a su Newcastle natal y de momento no tiene intención de volver a enfocar su vida en los Estados Unidos. Esto no quita que el luchador pueda aparecer en evento de Ring of Honor o otras empresas como Pro Wrestling Guerrilla.