Dean Ambrose ha sorprendido a todos diciendo en una entrevista que de poco muere debido a complicaciones sufridas con la lesión ocurrida en su brazo.

Dean Ambrose dice que de poco muere cuando se recuperaba del brazo

Dean Ambrose fue entrevistado recientemente por The Monitor. Durante la entrevista, Ambrose declaró que sufrió algunas complicaciones de salud mientras estaba fuera con su lesión de tríceps. Esto es lo que tenía que decir:

“Es bueno regresar con la gente. Tenía mucha frustración porque necesitaba salir de eso durante los últimos ocho meses. Fue un largo, largo período de tiempo. Mucho más de lo que se hubiera anticipado.

Fue solo una pesadilla tras otra. Fue un período bastante desafiante de pasar. Terminé teniendo dos cirugías diferentes. Tuve esta infección MRSA, Staph. Casi me muero. Estuve en el hospital durante una semana conectado a este antibiótico por goteo, y estuve con todos estos antibióticos durante meses que te hacen vomitar y ensuciar los pantalones.

 

Así que fue un tiempo bastante difícil. Mi triceps no estaba sanando correctamente. Es un período indeterminado en el que inicialmente lo lastimé. Pensé que era, lo llamamos Codos Dusty. Es una cosa bastante típica del luchador. Lo he tenido docenas de veces en ambos codos. Por lo general, simplemente desaparece. Estaba un poco disfrazado. En el momento en que finalmente fui a la primera cirugía, mi tríceps ya empezaba a atrofiarse y se veía raro. No pude flexionar mis tríceps durante mucho tiempo. Y luego, la primera cirugía realmente no, algo salió mal en el proceso. Probablemente debido a esa infección. Es algo difícil de decir cuando eso realmente llegó a mi cuerpo. Esta es una respuesta larga a tu pregunta. Pero por un minuto allí, se estaba poniendo atemorizante. Cuando obtuve esa segunda cirugía, fue marzo, creo. Mi brazo estaba tan encogido y esquelético que era extraño. No había sido capaz de moverlo o flexionarlo en tanto tiempo que comencé a asustarme de que nunca lo recuperaría. Pasar de no poder comer mis Froot Loops, poder volver al ring, lanzar a la gente, lanzar golpes y hacer que todo vuelva a la normalidad, fue una sensación muy gratificante “.