Nakamura habla para el New York Post antes de Wrestlemania 34

Shinsuke Nakamura sabe que estaba destinado a enfrentarse a un solo hombre y ese hombre se llama AJ Styles. Este combate es la principal razón por la que Nakamura abandonó Japón y voló hasta Estados Unidos, este combate puede marcar su destino. Él y AJ Styles lucharon en Wrestle kingdom 10, en Enero de 2016 en un combate vencido por el japonés, justo antes del debut de AJ Styles en el Royal Rumble y pocos meses antes de que Nakamura aterrizara en NXT. 

Esta semana el japonés ha concedido una entrevista al New York Post hablando sobre su combate el próximo domingo en Wrestlemania por el título mundial de WWE y dijo lo siguiente:

Sobre enfrentarse a AJ Styles:

Es increíble que nuestros caminos se hayan vuelto a cruzar, creo que es una buena historia para WWE. Cruzamos los límites en Japón y en Estados Unidos no va a ser diferente, es el destino.

Sobre la calidad de sus combates:

No me importan los ratings, ni me importa que un combate sea de cinco, seis o siete estrellas; me da igual, lo único que quiero es disfrutar, quiero disfrutar con todo lo que hago y quiero sacar lo mejor de mi oponente.

Trabajar con las reglas de WWE:

En WWE son muy estrictos con el tiempo aunque nosotros no debemos preocuparnos en demasía. Cuando AJ estaba en Japón tenía que adaptarse al estilo de allí y ahora juega en casa y no tiene que hacerlo. A mí me ha costado algo de tiempo sentirme cómodo con las normas de WWE pero sé que en Wrestlemania voy a dar el 100%.

Sobre su conexión con el público:

Creo que los luchadores podemos expresarnos y comunicar con nuestro estilo de lucha . Yo no hablo muy bien inglés pero confío mucho en mis habilidades, en mi lenguaje corporal, en mi lengua con las manos y expresiones faciales. Pongo toda la energía en el wrestling y creo que por eso consigo conectar con la gente. 

Sobre Daniel Bryan:

Hemos coincidido a inicios del 2000 en Los Ángeles y cuando al poco de llegar yo tuvo que retirarse fue un gran shock para mi, muy grande. Espero que el próximo combate de ensueño sea contra él.