Mustafa Ali habló con la WWE antes de su WWE Cruiserweight Championship match contra Cedric Alexander en WWE WrestleMania 34. Estos son algunos de los aspectos más destacados que Planeta Wrestling te trae en castellano:

No ser retratado como el “chico malo”:

“Para mí, es una gran oportunidad para la representación. Hay ideas preconcebidas y estas barreras que han venido junto con un nombre como el mío. [Sería] típicamente retratado como el ‘malo’. Tengo la oportunidad de derribar todo eso y mostrar a chicos y chicas jóvenes que se parecen a mí y tienen un nombre como el mío, aquí hay un tipo como tú que persiguió sus sueños y no le preocupaban las etiquetas “.

Inicialmente ser sólo un sustituto para el Cruiserweight Classic:

“No sabía lo que sucedía, si había hecho algo, o se habían olvidado de mí. Me puse en contacto frenéticamente con William Regal para averiguar qué sucedió. Fue entonces cuando descubrí que era un sustituto. Recuerdo haber estado tan devastado. Recuerdo que era como ‘Obviamente, esta es una oportunidad para mí’. Pero también fue una oportunidad para mí para probar que tomaron la decisión equivocada la primera vez. Deberían haberme incluido en la lista original, y yo iba a demostrar que estaban equivocados. Mi mentalidad era maximizar cada segundo que tenía. Sabía que no tenía casi la misma base de fanáticos ni la misma reputación que algunos de los otros muchachos del Clásico, pero me dije: ‘Tienes que salir y capturar su atención de inmediato’. Después de mi actuación, sentí que estaban como ‘vigilen a este niño’ “.

 

Cómo él y la mentalidad de Cedric Alexander son diferentes al entrar en WWE WrestleMania 34:

“La mayor diferencia entre Cedric y yo no es nuestro estilo, no es nuestro fondo, es simplemente nuestra forma de pensar. Cedric cree que merece estar en WrestleMania. Él cree que merece ser el Campeón de Cruiserweight. Cedric tiene la mentalidad de que esto ya debería haberle sucedido a él. Soy diferente. Soy el desvalido, la historia de Cenicienta. Me doy cuenta de que he llegado aquí por un hilo muy fino. Estoy luchando por mucho más que un campeonato, victorias y estatus de celebridad. Estoy luchando por un propósito, luchando por aquellos que no pueden. Estoy luchando por el derecho de los demás a soñar sin ninguna limitación, sin preocupaciones. Cedric y yo somos mundos aparte. Somos muy amigos, tenemos estilos muy similares en el ring, pero Cedric es un hombre, mientras que yo peleo por millones “.

 
No Hay Más Artículos