La razón que cambiará la forma de ver a John Cena

John Cena genera sentimientos encontrados

Se puede ser fanático de un rudo o un técnico. En el orden general, los adolescentes se inclinan a los luchadores oportunistas y vengativos. Puede esa elección venir acompañada de sus cambios hormonales, donde predomina un antisistema. Otra vertiente se enfoca en los niños y su favoritismo por el «superheroe». El hombre que salva el día y jamás de los jamases simpatiza con la trampa. Mencionar que John Cena pertenece al segundo grupo es evidente. Pero la razón de generar tanta antipatía en la otra facción, en los tiempos que corren está por cambiar. La razón, tiene nombre. Roman Reigns.

Aquellos pequeños seguidores del «Never give up», vestidos como el mismísimo Cena, siempre le serán fieles. Ellos prefieren al hombre vestido de colores y que inculca los valores del bien. No son atraídos por el gigante de larga cabellera y vestido del color de la noche. En esas almas infantiles que solo conocen la inocencia no habrá cambio alguno. En aquellos que se preparan para ser adultos y deben lidiar con grandes cambios. Esta es otra oportunidad de crecer. De aceptar y reconocer.

En los adolescentes, Cena ni Reigns aparecen en su lista de favoritos. Uno por ser demasiado correcto y otro por no encajar en sus storyline. Los seguidores del wrestling no son fáciles de engañar y notan el esfuerzo de los creativos por instalar a Roman. Si es cierto que un bajo número a caído a los pies del Emperador. Es ínfimo comparado con los detractores del samoano.

Cena vs Reigns no será una lucha más

John Cena llega para acabar con el ascenso de el elegido de la empresa. Y eso lo posiciona de otra manera. Provoca que lo vean de otro modo. Esta vez, el que viene a terminar con la futura cara de la empresa es él. No lo transforma en rudo. Pero genera un gesto de aceptación, luego de tantos años de «Cena suck». Esta es la oportunidad de, quienes no lo aceptaban, apoyen a quién hoy sigue siendo la cara de la empresa. ¿Será que llegando al final de sus días como luchador, Cena pueda reencontrarse con ese público? ¿No sería eso el broche final de una gran carrera?

El duelo, Cena vs Reigns, no es solo un duelo más. Esa batalla trae consigo mucho en juego. Y a pesar de que no tenga una estipulación especial, el entorno agrega a la contienda un condimento explosivo. Una lucha digna de Wrestlemania. Que de seguro quedará en la retina de los presentes, para no borrarse nunca más. Y que para Cena significará un antes y un después en su prestigiosa carrera.

error: Content is protected !!