Goldberg se lesiona en Super ShowDown

Goldberg  se lesiona en Arabia

Goldberg y The Undertaker se enfrentaron en el evento estelar de WWE Super ShowDown, teniendo muy malas críticas por parte de los fans y diversos medios especializados. Sin embargo, «El Icono de la WCW» parece no haber comenzado la lucha en buenas condiciones de salud.

Aunque algunos no se percataron, Goldberg entró al ring en Jeddah con un corte en la frente. Se cree que esto se debió a un golpe en la cabeza contra un casillero o una puerta en su habitual preparación previa a la lucha, tal como siempre ha acostumbrado en toda su carrera.

Wrestling News informa que el temor actual en el backstage de WWE es que Goldberg sufrió una conmoción cerebral en WWE Super ShowDown.

Esto es fue lo que informó el portal noticioso Wrestling News:

Acabo de hablar con alguien que trabaja en el backstage en Super ShowDown y me dicen que los entrenadores están revisando a Goldberg y creo que puede haber sufrido una conmoción cerebral.

Goldberg se dirigió a los fanáticos donde dijo que trató de terminar la lucha, pero fue muy dificil para él. Dijo que sentía que también había decepcionado a los fanáticos. Definitivamente esta no era la lucha que querían presentar en Jeddah.

Errores evidentes en la lucha

Por otra parte a esto le sumamos a una serie de movimientos fallidos durante el mano a mano, desde un Tumbstone Pile Driver que por poco rompe el cuello de Goldberg, hasta ese impacto con el poste que se dio el Icono de la WCW, al pasarse de fuersa, el cual le terminó abriendo el cráneo para comenzar a sangrar de manera fluida.

Es una lástima que las cosas hayan terminado así, pero la realidad es que los años pesan, y los veteranos deben cuidar muy bien la ejecución de sus movimientos y su preparación previa, pues puede significar un mal desempeño en su lucha.

En Planeta Wrestling la mejor web de WWE en Español, esperamos buenas noticias sobre la salud de Golberg, y que en un futuro nos regale una mejor versión de él, donde no sintamos temor de verlo salir herido del encordado.