Eric Bischoff: “Mick Foley iba demasiado lejos”

La rivalidad de Mick Foley y Vader se recordará como una de las más violentas dentro del wrestling profesional. Sucedió en WCW y Eric Bischoff era el encargado de la compañía por aquel entonces. Esta semana, en su podcast 83 weeks, nos habla de la misma, de las cosas que le gustaron y que no. Planeta Wrestling te trae sus palabras e castellano:

“Recuerdo aquella rivalidad por su brutalidad y había gente que se preocupaba, y con razón, de que se fuera a lesionar en sus combates, y yo estaba entre ellos, no era mi tipo de combate. Yo sabía lo que quería y no quería de alguien cuando le contrataba y eso fue mucho antes de que nos centráramos en las storylines o en cómo diseñar los combates. Yo no tenía ni idea de lo que era un creativo, pero aquello fue demasiado lejos para mí”

Bischoff continúa diciendo: “Mick Foley era un amante de ese tipo de combates y yo no. Esa fue una de las principales razones por las que acabó abandonando la compañía. Había muchas áreas en las que no estábamos de acuerdo. Le gustaban los combates brutales, peligrosos, desafiantes. Le gustaba hacerse daño a sí mismo y poniéndose en riesgo también ponía a la compañía en riesgo. Estos combates fueron el inicio de la evolución de Mick Foley y Vader era el rival perfecto ya que se dejaba hacer porque también le gustaban”.

Foley perdería una oreja durante ese feudo. Ambos se levaron mutuamente al límite, cosa que acabaría con ellos fuera de la companía. Eric Bischoff comenzaría entonces a contratar a otra serie de superestrellas que habían abandonado WWE por la política de esteriodes, cosa que daría con los huesos de Hulk Hogan, por ejemplo, en WCW acompañado por Scott Hall, Kevin Nash, Ultimate Warrior o Randy Savage.