Planeta Wrestling entrevista a Dana Warrior en WWE Evolution

Dana Warrior es embajadora de lujo de la marca WWE. Su labor se encuentra en la sombra pero su éxito brilla como el éxito de cualquier otra superestrella de la compañía; es por ello que no podíamos dejar pasar la oportunidad de hablar con ella acerca de su labor tanto con Special Olimpics como con el legado de Warrior y cómo se lleva todo eso a la mayor expresión.

Estas fueron las palabras de Dana Warrior para Planeta Wrestling en el fin de semana de Evolution desde Nueva York:

¿Qué piensas de esta evolución y cómo te encuentras en este fin de semana tan importante?

Es increíble. Estaba pensando en cuánto ha cambiado mi vida en los últimos 5 años en los que he perdido a mi marido y la evolución de las mujeres ha cobrado fuerza desde prácticamente estos 5 años. Creo que esta explosión era de esperar después de cómo se estaban haciendo las cosas. Siempre me ha gustado ver el poder que tenían las mujeres y es algo que lo he hablado muchas veces con mis dos hijas que tienen casi 18 y casi 16 años, que se fijaran en estas mujeres que eran pioneras y que se construyeron el camino ellas mismas. Es increíble ver a las mujeres cómo desarrollaban sus personajes hacia caracteres de mayor relevancia en WWE y ver a los fans aceptándolo. Creo que es un cambio muy positivo en un mundo que lo necesitaba.

¿Puedes contarnos algo más acerca de tu papel en la compañía?

Creo que soy la mujer con más suerte en el mundo. Mi trabajo me hace muy feliz. Antes de que mi marido falleciera siempre fui escritora, contaba historias y eso es lo que hacemos aquí en WWE, contar historias, así que cuando me ofrecieron la posición de embajadora de WWE en un principio era como embajadora de la marca y luego se fue haciendo más filantrópico hasta convertirse en una representante para todas las marcas con las que tenemos acuerdos: Special Olimpics, Susan G. Komen, buscando una respuesta en la luchar contra el cáncer infantil para erradicarlo… estoy muy comprometida con ello; ahora con Girl Up que fue un acuerdo increíble que firmamos recientemente… Parece que quieren que esté con la comunidad porque lo primero y más importante es que soy consejera y madre así que me gusta salir y encargarme de todas aquellas personas faltas de amor y otros cuidados.

Mantienes vivo también el legado de Warrior ¿Crees que se sentiría orgulloso de ver este cambio sobre todo por lo que significa para sus hijas?

Eso espero. Creo que el espíritu de Warrior es increíblemente dominador e inspirador para todos, no solo para un hombre, era demasiado grande para una sola persona. El personaje que tenía, especialmente cuando se llamaba “Ultimate” sí que era el recipiente perfecto para ese espíritu. Todos llevamos dentro un espíritu que nos hace únicos y diferentes a los demás; en ese sentido creo que Evolution es una idea de lo que supone el espíritu de Warrior. Me siento como la Warrior del amor, yo era su compañera y no pensaba como él, no tenía su misma filosofía, pero era la versión femenina de él y hay mucho poder en la manera en la que damos amor.

¿Tienes algún consejo para las futuras superestrellas?

¡Oh Dios mío! Siento la responsabilidad de decirle a las chicas más jóvenes que yo que piensen quiénes son en realidad e independientemente cómo pueden llegar a conseguir sus objetivos. Tengo dos hijas y desde el momento que eran pequeñas les decía que los chicos no son la meta a superar, pero tienen que encontrar una meta, un objetivo y desarrollar las armas necesarias para manifestar una vida plena y feliz de todas las maneras posibles, así que les diría lo mismo a estas chicas, que se aseguren de saber quién son y lo que quieren para que la trayectoria de sus vidas esté llena de amor, poder… y que tengan pasión porque la pasión es aquello que define tu alma y te hace feliz.

¿Porqué piensas que es tan importante para WWE el devolver cosas a la comunidad?

Creo que empieza desde arriba, desde Vince que es el primero que lo da todo, da dinero, da tiempo, da recursos y creo que nuestros talentos son las personas más encantadoras para devolver todo el amor a la comunidad. Big Show se convirtió en embajador para Special Olimpics y es una cara increíble y un corazón increíble para la organización. No hay una sola persona en la organización con la que no muestre entusiasmo por colaborar, quizás están cansados pero están felices de estar ahí, pasan tiempo con los niños e interactúan con ellos. No hay atleta en nuestra compañía que no ame a nuestros fans. Aman a los niños y la comunidad y sus corazones están ahí en cada actividad y eso significa todo para mi porque yo puedo ver lo que hay detrás de la cortina y lo que todo esto significa para ellos. Para mi no hay nada mejor que eso, pero empieza desde arriba del todo, empieza en nuestro presidente que constantemente apoya a nuestros militares, a todas las asociaciones benéficas y el que desarrolla y logra todos estos acuerdos, es algo que me hace estar orgullosa.

Recuerdo haber visto a una de tus hijas entrenar en el ring con Natalya por ejemplo ¿Sigue entrenando?

Sí. Esa es la más joven, Madigan. Indiana está estudiando ballet en Los Ángeles para convertirse en bailarina profesional que es una posición increíble, pero veo a su padre más en la bailarina que en la futura luchadora porque si hablamos de personalidad, Indiana entrena todos los días como si fuera a ir a las Olimpiadas y Madigan está en su segundo año de instituto y está en el departamento de teatro, es muy teatral y muy buena en aprender de memoria las frases y soltarlas y entender de qué se trata la actuación. También tiene un entrenador personal que le enseña artes marciales mixtas, jiu jitsu… es increíble verle dar patadas y puñetazos u cómo luchas… vais a alucinar en unos años, es increíble.

¿Si pudieras volver atrás hay algo de tu vida que cambiarías como empezar a trabajar antes con WWE?

Creo que todos tenemos cosas en nuestra vida que nos habría gustado hacer mejor pero siempre le digo a mis hijas que sería hipócrita intentar cambiar las cosas. Creo que cada cosa tiene su tiempo y quizás si no hice algo entonces es porque no estaba preparada. Incluso el hecho de haber perdido a mi marido, sí fue trágico pero lo miro como un momento en el que tuve que dar un paso adelante y hacer algo por mi misma, a mi manera, con mi propia voz y demostrar lo que significa ser un Warrior por amor, sin dejar fuera a nadie, y tengo pasión por lo que hago así que sí quizás me gustaría volver atrás pero no lo hago y sigo hacia delante porque ahí es donde hay vida y donde tengo mis ojos puestos.