Super Show Down
 

Sin cambios

Tras conocer la repetición de este evento, Super Show Down, aunque fuera en un país diferente, se esperaba un cambio de manos en los campeonatos que se encontraban en juego. El de la WWE quedó igual en manos de Kofi, creó que es el momento de un cambio en la marca azul.

Al principio Kofi, ha sido un campeón excelente, pero pasa el tiempo y todo lo que ocurre en la marca azul se veuelve muy monótono. Rollins supo alcanzar las dificultades venciendo a Corbin y destacando su fortaleza y mostrando que Lesnar no es inmortal en la empresa.

Balor y Andrade nos ofrecieron uno de los mejores combates, ya que estos dos pesos ligeros son capaces de crear grandes movidas en el cuadrilátero. El demonio consiguió alcanzar la meta de el ídolo, y ostentar su campeonato.

Con la Batalla Real, los campeonatos por parejas, no fueron puestos en juego. Se puede justificar el de SmackDown, por la decisión personal de Bryan, pero el de Raw podía haber estado en juego, para obtener más caché.

 

Arabia Saudi debe ser sustituido

Arabia es un gran país, deja grandes cantidades de dinero en la empresa de los McMahon, pero hay en ocasiones en las que el dinero no debe mover a una multinacional. Lo primero, la ética de una empresa debe ser la de proteger a sus luchadores.

No ir a un país, donde la represión es tan evidente. Lo segundo, la Batalla Real, quedó en un combate con cincuenta hombres en el ring. Algo que no se ha visto antes, dejando ganador a un luchador del país natal.

Apostar por el talento es bueno, ya que das oportunidades a todos. pero el caché que te deja un combate tradicional como la Batalla Real es mucho mejor. No ha defraudado al público el evento, ya que a la empresa le reporta grandes beneficios.

Además de ver el combate entre Triple H, y Randy Orton. La rivalidad de Evolution regresaba tras WrestleMania. La víbora supo aguantar el tipo, y al final sorprender con un gran RKO, que dejó fulminado a el «Rey de Reyes».

Tras dos años en Arabia, la empresa debe decidir un destino, en el que atraer al público sea el interés más importante. En Arabia ya conquistaron gran parte del público actual, ahora es el momento de viajar a otro continente.

 

Las mujeres al vestuario

Se esperaba poder ver un combate de mujeres en el magno evento, pero la política, ideas y religión de Arabia no lo permitieron. Asique las mujeres lo vieron a través de una pantalla, o en Estados Unidos. El único escándalo que manchó el evento.

La WWE sabe de este tema, que es un tanto frágil, por lo que a través de acciones legales intentaron tener una lucha. Pero recibieron una negación rotunda. Esperemos que no las ocurra en otro lugar.

El riesgo de las leyendas

Godberg y The Undertaker cerraron el evento de la mejor manera posible. Pero una brecha provocada por el mismo Goldberg contra la esquina del ring, provoco grandes errores en el combate, cosa que no gustó mucho a los luchadores.

Hubo un momento en el que todos nos quedamos conmocionados, tras el Jack Hammer, en la caída de The Undertaker, vimos como su cuello caía de una forma muy mala, incluso pudiendo provocar que se rompiera.

The Undertaker supo controlar al fenómeno, y mandarlo al mundo de los muertos. Según los informes, el combate acabó diez minutos antes. Pero en vez de fijarnos tanto en el combate, nos teníamos que dar cuenta del esfuerzo físico que supone a estas dos leyendas. 

El combate terminó con una cara de cabreo en The Undertaker, sabía que el combate no había sido como el esperaba, sabía que físicamente había terminado mal. Seguro que le supondrá una reflexión, para pensar sobre su retiro. 

Es el único luchador de primera generación que sigue luchando, tood el mundo sabe de lo que es capaz. Pero llega un momento en el que el cuerpo dice basta, será interesante conocer la decisión de Taker en el futuro. 

La otra cara de la moneda fue Goldberg, en el combate pudimos ver su sufrimiento en todos los movimiento que llevó a cabo. La brecha lo dejó muy debilitado, provocando que sus movimientos no fueran precisos.

Tras abandonar el cuadrilátero, sufrió un colapso. Algo que asusta teniendo en cuenta las condiciones en las que se encuentra Goldberg. Llevaba más de dos años sin luchar, y alomejor no estaba tan preparado para afrontar el reto. 

En estos casos, en los que la WWE llama a leyendas, la persona debe decidir si el luchador se encuentra preparado. Porque esta ha sido un golpe duro para la vida de estas dos personas. La lucha es un entretenimiento, más importante es la salud de las personas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here