Análisis de NJPW Wreslte Kingdom 13
 

Análisis de NJPW Wreslte Kingdom 13

NJPW otra vez sacó la casa por la ventana con su magno evento del 4 de enero del Tokyo Dome. Wrestle Kingdom 13 fue un éxito en todos sentidos. Ya desde hace muchos años, es el show que pone la pauta para todos los demás en el mundo del wrestling.

El Tokyo Dome se vendió por completo (para las localidades que habilita NJPW). El número de personas con boleto pagado fue de 38,162. La empresa bajo la dirección de Harold Meij como presidente y CEO, la expansión está en todo su apogeo. Harold Meij es un genio en cuanto al marketing y promoción en Japón, habiendo trabajado en varias multinacionales en el país del sol naciente.

 Bushiroad (empresa exitosa de collectible card games) sigue teniendo la mayoría de acciones. La empresa anunció que tendrá funciones en Estados Unidos. El torneo más importante de NJPW (G1 Climax) tendrá la primera fecha en Dallas, Texas.  Eso sumado ya a la G1 Supercard en el MSG en el fin de semana de Wrestlemania. La expansión también llegará a Nashville, Tennessee.

 NJPW no sólo estará en el continente americano, pero también ira a Reino Unido.  Además se anunció que Wrestle Kingdom 14 será un evento de dos días en el Dome.

 

Wrestle Kingdom 13 fue un gran evento aunque un poco menor en calidad respecto al año pasado. Las luchas principales fueron grandiosas y tuvimos 4 luchas que cualquier fanático debe ver cuando tenga tiempo.  Los dos main event de Jericho vs Naito y Omega vs Tanahashi cumplieron con creces.

Naito vs Jericho fue una lucha sin DQ y más enfocada a la agresividad de lo que fue la grandiosa lucha de Y2J ante Omega. Omega vs Tana contó una historia grandiosa en la lucha más larga de la noche (39 minutos). El joven lobo tratando de desbancar de una vez por todas al veterano.

 Además de esos combates, Ospreay e Ibushi tuvieron uno de los mejores openers en la historia del Dome y de la compañía. La lucha por el título completo de Rev Pro fue un tremendo despliegue de grappling y llaveo.

 El resto del show tuvo buenas luchas pero algunas con menos tiempo del necesitado.  Con más minutos hubieran pasado de ser buenas luchas a grandes luchas. El año pasado el evento fue un poco más fluido en ese aspecto. Eso si, el evento tuvo ganadores enfáticos y sin dar ruedos como en shows grandes de otras empresas. Además de una enorme sorpresa en cuanto al resultado de White vs Okada.

El que cambiaran todos los títulos de manos fue algo nuevo en un Wrestle Kingdom. Eso si, cambiar de manos los cetros no está mal cuando en NJPW se tienen reinados largos y significativos.

Kenny Omega (c) vs Hiroshi Tanahashi.

IWGP Heavyweight Championship.

Omega y Tanahashi fue una gran rivalidad forjada en las filosofías tan opuestas de ambos. Kenny con la ideología del cambio y de hacer de NJPW una marca más global. Una filosofía de incorporar escaleras, mesas y un estilo diferente al usual del strong style. Omega llegaba a su 2do main event en el Dome contra el 8vo de Tanahashi.

 Tanahashi fue calentando la rivalidad al decir que Kenny, The Elite y demás, no representaban  lo que era NJPW. Tana entraba como el gran Ace de NJPW y el héroe máximo. A pesar de su estilo volador, es un gladiador que todavía guarda muchos aspectos del clásico strong style japonés.

Los dos ya se habían medido hace años cuando Omega era el nuevo miembro de la división pesado. Kenny derrotó a Tanahashi por el título IC. La rivalidad debía haber continuado en una ladder match, pero al final una lesión del Ace lo impidió. Eso también fue un punto focal en la rivalidad. El hecho de que Tana no luchara en esa ladder match, fue algo que aprovecharon para hacer énfasis en las filosofías de cada quien rumbo al combate.

 Omega llegaba como campeón completo en su primer reinado al por fin vencer a Okada en una lucha a 2 de tres caídas. Tanahashi ganó de manera sorpresiva el G1 Climax tras meses de fracasos (perder el título IC vs Suzuki y la final de la NJ Cup vs Sabre Jr).  La perfecta historia del veterano tratando de tener un último empuje para volver a estar en la cima. Omega se salió por fin del Bullet Club y pudo reformar los Golden Lovers con Kota Ibushi.

Kenny salió con un atuendo fantástico con enfoque temático en videojuegos. Kenny salió con un atuendo inspirado en Kris de Deltarune y del famoso videojuego Undertale. Además con un titantron y tema (Hopes and Dreams de Undertale). Todo inspirado en el juego de RPG con Tana siendo el jefe final.  Omega siempre involucra aspectos de sus otras pasiones en sus entradas.

 La lucha fue larga pero nunca se sintió lenta. Tanahashi no se sintió intimidado por Omega y comenzó por darle cachetadas en los intercambios iniciales. Kenny reaccionó y fue por un temprano intento de su driver One-Winged Angel. Tana respondió con un cobra twisto pero Omega pudo salirse rápidamente del castigo. Fue allí donde Tana comenzó con el castigo a la rodilla del Cleaner.

 Omega conectó un buen V-Trigger y una letal quebradora para tomar el control. Kenny usó buena filosofía al seguir con el ataque a la espalda del Ace. Omega hizo un buen back suplex en la ceja del ring. La acción se tornó más intensa con el body slam de Omega a Tanahashi en la mesa de comentaristas. Todo enfrente de la mirada de Masahiro Chono.

Omega empezó a luchar a su ritmo desenfrenado y aplicó un buen moonsault desde la barricada. El campeón luego sacó una mesa que cobraría un factor importante en la lucha. Con la acción de vuelta en el ring, Tanahashi aplicó su flying forearm. Tana además aplicó su primer dragon screw de la lucha. Omega pudo reaccionar con su Kotaro Crusher. Tana luego frenó a Kenny para que no aplicara su mortal Rise of the Terminator. La lucha tuvo esos aspectos. Diferentes variantes a las usuales secuencias de ambos.

Omega aplicó su standing rana para por fin aplicar su mortal Rise of the Terminator. Tanahashi lo dejó caer casi por completo en la rampa. A partir de allí fue mucho dominio de Kenny; patadas voladoras a la nuca más una cascada de  snapdragon suplex. Tras un rodillazo V-Trigger, vino el fallido intento de combo de You Cannot Escape de Kenny (fireman’s carry y mortal). El castigo de Tana a las rodillas no le dejó completar el movimiento.

 El Ace of the Universe aplicó uno de sus más letales dragon screw. Con Omega en las cuerdas, lo bajó para que el efecto de palanca aumentará el castigo. Tana fue inteligentemente por su cangrejo con cruceta Texas Cloverleaf.  Tana no rindió a su rival pero hizo una bella transición a un Styles Clash.

 Omega pudo despertar al poner las rodillas cuando el Ace fue por su plancha High Fly Flow. Omega siempre es un luchador con detalles increíbles. Kenny puso las rodillas casi en el momento exacto del impacto de la plancha. Eso aumentó el efecto del movimiento. Tras otro dragon screw del retador (ahora entre las cuerdas), vino un letal Sling Blade en la ceja del ring.

Tanahashi puso a Kenny en la mesa a pesar de que más temprano en la lucha , se negó a hacerlo (todo correspondiente a su filosofía de no salirse del strong style). Tana se arriesgó y salió de su zona de confort para intentar una plancha Hig Fly Flow desde la tercera cuerda. Tana se comió por completo la mesa cuando Omega se quitó. Uno de los mejores spots de la lucha.

Kenny no se olvidó del castigo a la espalda y aplicó doble pisotón a Tana (que estaba colgado en las cuerdas). Luego vino una serie de las powerbombs más salvajes que recuerde en la lucha libre. Omega aplicó tres y dejó casi noqueado al Ace.

Tana pudo evitar un V-Trigger al aplicar un improvisado Sling Blade. Luego vino el intercambio de golpes y cachetadas; el campeón salió con la mejor parte. Después de un buen German de Omega a Tana, vino un sling blade excelente de Omega.

Además coronó esa secuencia con un High Fly Flow. Omega siendo ese rudo arrogante y robándose parte del repertorio de su rival. Tana pudo pararse apenas antes de la cuenta de 3 segundos.

Kenny siguió con el castigo con varios V-Trigger más un reverse spiked rana. Tana pudo evitar el One Winged Angel y aplicó una Spike Rana. Ambo luchadores usando el repertorio ajeno para poder ganar una lucha peleada. El Best Bout Machine luego recibió un buen dragon suplex de Tanahashi.

La lucha tuvo el mejor kickout cuando Omega sobrevivió al combo de High Fly Cross y High Fly Flow del One Man of Talent. Omega evitó otra plancha con el rodillazo V-Trigger. Omega bajó a Tana con un super dragon suplex. La secuencia final de la lucha pudo ser mejor pero fue efectiva. Tana evitó el One-Winged Angel con un sling blade realizado con las piernas. Una fantasía del retador. Tras dos planchas High Fly Flow, Omega ya no se pudo parar.

Tanahashi sigue con ese gran récord en el Dome y en main events (sólo perdido contra Nakamura y Okada en main events). Tana es 8 veces campeón y podría estar en la era de su último reinado. Un luchador legendario, que a pesar de sus lesiones fuertes en rodilla y cuello (además de 42 años de edad) sigue reinventándose y siendo consistente.

La derrota de Kenny abre las especulaciones de si se irá a All Elite Wrestling con los Bucks y Cody; la otra opción sería por fin dar el salto a la WWE.  

Calificación: 4 estrellas 3 cuartos.

Chris Jericho (c) vs Tetsuya Naito.

IWGP Intercontinental Championship- NO DQ

La rivalidad entre ambos se remonta al 5 de enero de 2018 cuando Jericho atacó a Naito en New Year’s Dash. De allí Jericho siguió con los ataques en eventos como Wrestling Dontaku. Naito perdió el título IC en Dominion y Jericho luego se burlo más al retener ante EVIL. Jericho llegaba con completo dominio sobre los Ingobernables de Japón.

La lucha fue NO DQ para corresponder al odio entre ambos. Naito empezó fuerte con un piledriver en la rampa. Jericho respondió al usar un palo de kendo. Y2J le repitió la DDT en la mesa de comentaristas, que le había aplicado en Dominion. Jericho se mantuvo bajo control al hacer su clásico repertorio. A pesar de su edad, sigue haciendo de buena manera la plancha cruzada o el lionsault.

Tetsuya reaccionó con su flying forearm. Luego comenzó con el castigo al cuello de su rival para hacer camino a su finisher DESTINO. Después de su clásica basement dropkick, Naito aplicó varias rompecuellos invertidas y convencionales. Jericho estudió bien a Naito y revirtió el combo de corner dropkick, para aplicar su cangrejo Walls of Jericho.

Naito evitó el Codebreaker de Jericho y aplicó una buena Tornado DDT. Jericho pudo aplicar otra vez sus Walls of Jericho. La historia de NO DQ se aplicó perfectamente con Naito usando el palo de kendo para golpear a Jericho y salirse así del castigo.

 Naito se ensañó con golpes de palo de kendo, para luego comerse un limpio Codebreaker. Uno de los mejores kickouts del show. Jericho frustrado aventó 8 sillas al ring. La mejor secuencia de la lucha fue cuando Naito aplicó una tornado DDT en la cama de sillas. El Codebreaker que siguió fue un gran falso final. Ese hubiera sido el final y nadie se hubiera quejado.

Jericho luego reaccionó con un foul y Codebreaker. Naito de alguna manera sobrevivió a la cuenta de 3 segundos. Jericho fue por el cetro IC para golpearlo como en Wrestling Dontaku. Naito cortó ese avance con su DDT giratorio DESTINO. Jericho de alguna manera pudo alzar sus hombros ante el pin.

Naito al final se vengó de Jericho al pegarle con el cinturón. Un segundo DESTINO acabó la lucha. Tetsuya no fue tan arrogante como en su primer combate y fue agresivo sabiendo que era el momento para destronar a Y2J. Naito es ahora 3 veces campeón IC. Jericho podría seguir en NJPW o ir a AEW (o Impact Wrestling).  

Calificación: 4 estrellas un medio.

Kota Ibushi (c) vs Wil Ospreay.

NEVER Openweight Championship.

Ibushi se coronó como campeón NEVER y esta lucha se sintió como esas de estilo strongstyle de los Ishii, Shibata, Goto etc. Ospreay era el retador cuando se lesionó y no pudo luchar contra Taichi. Después de que Ibushi destronara a Goto, esta lucha era la obvia a realizarse.

Ospreay tuvo un gran 2018 con reinado de IWGP jr y la lucha con Ibushi fue una gran elección para ser el opener. La lucha tuvo aspectos aéreos de ambos ex pesos junior en NJPW, pero ese toque físico que es característica del título NEVER.

La lucha comenzó con teasers de finishers de ambos; el  rodillazo Kamigoye de Ibushi y el Oscutter de Ospreay. Ibushi mandó a Ospreay fuera del ring, pero el inglés evitó el mortal Golden Triangle con una patada cuando Ibushi venía de bajada. Ospreay le devolvió la cortesía con un buen Sasuke Special.

Ospreay imprimió ese estilo fuerte con uppercuts, chops y una buena backbreaker. Ibushi por fin pudo mandar fuera del ring a Ospreay y aplicar su Golden Triangle Moonsault. Ibushi regresó al ring y aplicó su tremendo rolling German. Un rolling German con más altura de lo usual.

Ospreay evitó el Last Ride de Ibushi y aplicó su buen back handsrping kick. El Golden Star respondió con un buen powerslam. A partir de allí, la lucha tuvo buenos counters con Ospreay evitando el mortal de Ibushi y aplicando su patada Cheeky Nandos (con el rival atorado en el esquinero).

Luego vinieron secuencias tremendas y counters. De los mejores en tiempos recientes. Ospreay acabó la secuencia de intentos de desnucadora y patadas a la cabeza, con un Spnaish Fly. Ibushi evitó el Stormbreaker con una rana que casi llega a los 3 segundos.

 La lucha subió de intensidad cuando Ibushi recibió un German de Ospreay. Kota se levantó de inmediato con un running knee strike. Un impacto letal a la nuca que se vio muy real. El Aerial Assassin sobrevivió al Last Ride de Ibushi.

Uno de los mejores visuales de la lucha fue con Ibushi colgado en el tercer tensor. Ospreay le dio cachetadas a Kota y éste le respondió a pesar de estar colgado. Después de eso, Kota quiso aplicar su dead lift German pero Ospreay pudo girar en el aire. Una vez más reviviendo ese famoso gif viral donde Ibushi voltea incrédulo ante la agilidad de Wil.

Tras la patada giratoria Robinson Special del europeo, Kota evitó el Oscutter para aplicar un German suplex.  Ospreay evitó el rodillazo Kamigoye, para acabar la secuencia con un tremendo lazo al cuello.

El final llegó cuando Kota evitó otro intento de Stormbreaker; un cradle tombstone fue un gran falso final. Ospreay le regresó el rodillazo a la cabeza a su rival, con patadas al lado de la cabeza y un spinning back lbow brutal. O Ibushi vendió muy bien el impacto o realmente Ospreay lo lastimó con el impacto. Finalmente el  driver con desnucadora Stormbreaker acabó el coto reinado de Kota.

Calificación: 4 estrellas un medio.

Tomohiro Ishii (c) vs Zack Sabre Jr.

Rev Pro Heavyweight Championship.  

La lucha fue corta (11 minutos) pero plagada de grandes scrambles. El estilo de Sabre Jr. de grappling y llaveo mantuvo dominado a Ishii. El campeón Rev Pro no pudo descifrar el estilo de Sabre. Eso le había sucedido en pasadas luchas pero normalmente podía meter más de su ofensiva powerhouse.

Sabre castigo bien el brazo de Ishii con un armbar y su Octopus Stretch. Ishii se vio frustrado, pero pudo revertir el ankle lock del Wizard inglés de las sumisiones. Ishii aplicó un buen delayed superplex pero de inmediato Sabre aplicó un armbar. Esa fue la historia de toda la lucha.

Sabre se dio el lujo de aplicar un Code Red al estar en posición de un cobra twisto. Ishii pudo meter algunos castigos de poder como una powerbomb, cabezazos y su sliding lariat. Sabre evitó el brainbuster de Tomohiro para aplicar su European Clutch. La cuenta casi llegó a 3 segundos.

Al final Sabre tuvo tan bien estudiado a Ishii que pudo evitar otro Sliding D a una guillotina y a otra cobra twist o tirabuzón. Sabre se llevó a Ishii al piso a manera de toque universal para atrapar sus brazo y obligar la rendición. Una victoria dominante de Sabre que sigue con ese impulso de 2018. Cuando una empresa quiere darle un push a alguien siempre hay maneras.

Calificación: 4 estrellas un cuarto

Kazuchika Okada vs Jay White.

 

La lucha con más historia de meses era la de White vs Okada.  White no aceptó ir al Bullet Club de Omega en enero de 2018. White se unió a CHAOS pero siempre dejó claro que no sería un segundón del líder Okada.

White se convirtió en campeón US y de paso siguió desarrollando más su personaje de rudo arrogante de Switchblade. Al vencer a Hangman Page, provocó que Omega le diera el título a White reconociéndolo y eso ocasionó grietas en el Bullet Club de Omega.

 En el G1, el joven neozelandés de 26 años derrotó a Okada y Tanahashi en el Bloque A. Fue entonces cuando Gedo traicionó a Okada y se alió con Switchblade. Eventualmente se formaron facciones dentro del Bullet Club con Tama Tonga y Tama Loa. Ahora White es el líder del Bullet Club en general. Sin mencionar que todavía hay un topo más dentro de CHAOS que se podría revelar en New Year’s Dash.

Okada tuvo su reinado histórico de más de dos años y rompiendo los récords de Tana. Tras perder con Omega el título completo, cambió su forma de proceder en el ring más tema musical de entrada.

 La lucha fue buena pero se quedó lejos de ser grandiosa. La lucha duró 15 minutos pero creo debería haber sido más larga y con más falsos finales. Okada regresó a su tema original además de sus shorts. El Rainmaker estaba de vuelta en su total apogeo.

White dominó temprano con un buen Saito suplex. Okada impulsó un poco más el ritmo con una DDT. Tras sus clásicas patadas voladoras, Okada aplicó su plancha corrediza fuera del ring a Jay y Gedo. Okada luego aplicó su codazo desde tercera.

 Jay no se amilanó y contestó con movimientos de poder como un German y una Uranage. Okada evitó el rompecaras giratorio de White (Blade Runner) pero se comió un buen lariat. Gedo le pasó una silla a White pero el Rainmaker hizo que los rudos se estrellaran. Tras unas patadas voladoras clásicas, Okada fue por su lazo Rainmaker; White lo evitó con un dantesco sleeper suplex.

White siguió presionando a Okada con el driver Kiwi Crusher. Okada evitó el Bladerunner con un tombstone.Okada conectó otras patadas voladoras  y de allí vino una secuencia de locos para acabar la lucha. White evitó el Rainmaker y Okada el Bladerunner. Okada conectó en esa secuencia el spinning Rainmaker. Okada fue por el lazo Rainmaker final y pudo aplicar su rompecaras Bladerunner para la sorpresiva cuenta de tres.

El resultado fue el correcto pero creo debió ser una lucha más larga y épica. Es claro que Gedo y NJPW tienen en alta estima a White. El kiwi sigue evolucionando dentro del ring con su estilo y fuera de él con su personaje arrogante y sádico de Switchblade.

Okada no necesitaba la victoria pero tras un solo finisher de su rival, creo el final quedó blando. Eso si White apunta a grandes cosas en 2019. Probablemente sea campeón completo o pueda ganar la NJ Cup o el G1 Climax. Apenas tiene 26 años y es el futuro de la compañía del león.

Calificación: 3 estrellas un medio.

KUSHIDA (c) vs Taiji Ishimori.

IWGP Jr. Heavyweight Championship.

 

La lucha entre Ishimori y Kushida fue otra que se quedó cerca de ser grandiosa. Los 11 minutos que le dieron no fueron tanto y aunque buena se quedó lejos de los clásicos de otros años en el Dome de los juniors.

Ishimori (como el Bone Soldier del nuevo Bullet Club) ya había perdido la final del BOSJ, pero se había visto bien en NJPW tras ser un estandarte de los juniors en NOAH. KUSHIDA comenzó dañando el brazo del retador. Todo sabiendo que iba a hacer camino para su kimura Hoverboard Lock.

Ishimori evitó la palanca y aplicó un buen crossface para recuperar energía. Luego Taiji aplicó un buen sliding German. Ishimori dominó con su mayor fuerza física. Ishimori falló la plancha de 450 grados y Kushida aplicó el arm bar. De alguna manera Ishimori aguantó ese castigo y su transición a un triángulo.

Kushida recibió doble rodillazo pero evitó el bloody cross(agarre de gutbuster para aplicar doble rodillazo al rostro). Kushida evitó las dos rodillas al rostro para aplicar su kimura Hoverboard Lock. Ishimori rodó pero KUSHIDA mantuvo el agarre. Ishimori pudo levantar a KUSHIDA con su gran fuerza y aplicó un buen Death Valley Driver.

Kushida otra vez evitó el bloody cross a su package driver Back to the Future. Ishimori aguantó el primero y evitó el segundo. Kushida aplicó  su puñetazo de derecha pero Ishimori respondió con un doublé foot stomp. Eso fue el final de la lucha tras un Bloody Cross de Ishimori. Taiji se convierte por primera vez en campeón Jr IWGP tras éxitos en NOAH.  

Calificación : 3 estrellas un medio

Resto de los combates.

El Desperado y Yoshinobu Kanemaru (c) vs Roppongi 3K (Sho y Yoh) vs LIJ (Shingo Takagi y Bushi).

IWGP Jr. Tag Team Championship.

Las dos lucha de triple amenaza por cetros de parejas fueron parecidas. Cortas pero con acción frenética. La lucha duró 7 minutos y el que más brillo fue el ex Dragon Gate, Shingo Takagi.

La lucha fue una repetición de la final del World Tag League. Los campeones fueron los que menos lucieron. Al final Takagi aplicó a Sho su lazo Pumping Bomber. Sho de alguna manera sobrevivió a ambos lazos. Bushi eliminó a Yoh fuera del ring con un tope. Shingo acabó la lucha con el driver Last of the Dragon para la cuenta de 3 sobre Sho. La gran noche para los Ingobernables de Japón comenzó con el reinado de Takagi y Bushi.

Calificación: 3 estrellas.

GOD (Tama Tonga y Tama Loa) (c) vs YoungBucks (Nick y Matt Jackson) vs LIJ (SANADA e EVIL).

IWGP Tag Team Championship.

Los Bucks llevaron el peso de la lucha y Loa más Tonga siempre funcionan con los equipos correctos. SANADA tuvo sus momentos grandes con 3 pescados consecutivos. Los Bucks comenzaron con el control con un buen sharpshooter de Matt a EVIL. EVIL tomó el papel de tomar el heat de varios de los involucrados.

En la lucha hubo buenos spots como la Tower of Doom o la plancha de 450 grados de Nick Jackson. Al final Tonga cortó el intento de Indytaker de los Bucks con un gran Gun Stun. Los Ingobernables de Japón aprovecharon para aplicar el magickiller a Matt.

Calificación: 3 estrellas un cuarto.

Cody Rhodes (c) vs Juice Robinson.

IWGP US Championship.

La única mala lucha del show fue la de Cody vs Juice. Juice había tenido un buen 2018 cuando conquistó el título US al vencer a Jay White. Luego lo perdió contra Cody y sus rudezas.  Juice perdió muchos de sus combates del G1 y tuvo una “lesión” en la mano que justificó ese mal momento.

Esta era la revancha. Cody necesitaba cirugía antes del combate por una lesión en los meniscos de la rodilla. La lucha tuvo mucha intervención de Brandi Rhodes. No hubo tanto drama y fue una lucha regular pero mala en comparación con el nivel de todas las demás.

 Lo único bueno fue ver como Juice estuvo más serio. El hecho de que aplicara dos Unprettier o Pulp Friction, habla de que querían que ganara de manera dominante.

Calificación: 2 estrellas.

Calificación del evento: 8.5 de 10.  

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here