La marca azul no se quedaba atrás y volvía a reivindicar su importancia en uno de los eventos del año, pero antes debían ir limpios de pecados, por ello aprovecharon el programa de esta semana, para ir centrados en conquistar Royal Rumble 

Lucha de personalidades

Asuka y The Man llamada Becky Lynch volvían a chocar dentro del ring, a las dos solo las unía el título, pero ¿porque tanta rabia de una hacia la otra? Tal vez, porque Charlotte se dedicó a descansar para Royal Rumble y malmeter para que las dos terminarán peor.

Lo haya conseguido o no, ha conseguido añadir más tensión a uno de los emjores combates de este domingo, ya sea por su forma de competir, de hablar, o de la cultura tienen algo en común una calidad que no consigue nadie más dentro del ring.

 

Por otra parte, Mandy Rose consiguió distraer a Tamina, con la que lleva teniendo un tenso enfrentamiento por su esposo desde hace unas semanas, y si algo queda claro, es que beneficia a Mandy, para poder distraer a su rival, y que no consiga centrarse.

Una muestra de fuerza

Esta vez era el turno de Cesaro para vengarse por la derrota de la semana pasada, y así fue con gran técnica como acabó con un Miz que esperaba la ayuda de Shane, que terminó peor, ya que recibió de todo, un zapatazo de Sheamus, la mesa de los comentaristas…

Samoa Joe volvió a ganar a Mustafa Ali, que pierde con él por segunda semana consecutiva, no levanta cabeza la gran promesa de este año, por otra parte Samoa sigue su particular camino de destrucción que esta semana desembocará en Royal Rumble. 

Andrade y Rey volvían a demostrar el poder de los latinos dentro de un ring en la WWE, esta vez sin participación de Zelina Vega, era un combate sin descalificación. Rey se iba a cobrar su venganza pero Samoa interrumpió para terminar con los dos.

 

Randy Orton que llevaba sin dar señales de vida en el programa un par de semanas, regresaba haciendo un RKO de la nada a Samoa y acabar como el protagonista del programa antes de Royal Rumble, donde buscará su tercera victoria, como señalaba con sus dedos.