Torrie Wilson WWE Hall of Fame
 

Torrie Wilson entrará en el WWE Hall of Fame. WWE acaba de confirmar lo que ya anunciamos el fin de semana, y Torrie Wilson entrará al Hall of Fame.

Torrie Wilson entrará en el WWE Hall of Fame.

Torrie Wilson pasó de ser una niña de Idaho a una superestrella mundial. Pronto, ella también será miembro del Salón de la Fama de la WWE.

Wilson es la última superestrella que se ha anunciado para la Clase de 2019 del Salón de la Fama de la WWE, uniéndose a D-Generation X y The Honky Tonk Man. La noticia fue reportada por primera vez por ESPNW. Wilson ocupará su lugar en la historia del entretenimiento deportivo en la víspera de WrestleMania 35, el sábado 6 de abril en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York. Las entradas para esta noche histórica ya están disponibles.

Un modelo de fitness en ciernes a fines de la década de 1990, la entrada de Wilson al entretenimiento deportivo surgió de una visita tras bambalinas a la WCW con su entonces novio. Ella acompañó a Scott Steiner al ring, y terminó quedándose en la industria durante casi una década después de eso. Mientras competía ocasionalmente en la WCW, Wilson también era la valet de luchadores como David Flair, Billy Kidman, The Filthy Animals y Shane Douglas.

 

Wilson se unió a la WWE cuando la compañía compró WCW en la primavera de 2001. Su capacidad atlética y su afición por el entretenimiento la convirtieron en una excelente opción para la WWE durante una de las épocas más importantes de la industria del entretenimiento deportivo. La asociación de Wilson con su amiga (y algunas veces rival) Stacy Keibler la convirtió en una figura clave en la invasión de la WWE por parte de la WCW. Una vez que se libró esa invasión, Wilson se convirtió en un miembro fundamental de la división de Mujeres de la WWE, participando en rivalidades memorables con gente como Keibler, Sable y Melina. Incluso luchó por el honor de su familia contra la infame Dawn Marie.

Más tarde, Wilson se unió a Candice Michelle y Victoria para sembrar el caos en Monday Night Raw, incluso llevando a su mascota Chloe a la batalla mientras luchaba contra otras superestrellas, como Trish Stratus y Mickie James. Las lesiones obligaron a Wilson a salir del ring en 2008, pero pronto encontró una nueva pasión: ayudar a otros a ponerse en forma a través de empresas como su negocio, Torrie Wilson Fit.

 

Sin embargo, Wilson no se mantuvo alejada del entretenimiento deportivo para siempre. En 2018, regresó al cuadrilátero para participar en el primer Royal Rumble Match femenino, y más tarde ese año fue una luchadora destacada en WWE Evolution, el primer evento de pay-per-view para mujeres, en una batalla real por una futura oportunidad de campeonato. Y ahora, por sus contribuciones que ayudaron a abrir un camino para mujeres en el entretenimiento deportivo, Wilson tomará su lugar en la historia del entretenimiento deportivo.

 
Apasionado del wrestling con 20 años de experiencia en webs de lucha libre y más de 30 años viendo lucha.