El main event del PPV WWE Fastlane de anoche vio al comisario de WWE SmackDown Live Shane McMahon recibiendo una superkick de la superestrella Kevin Owens, después de que Sami Zayn se apartara para evitar la patada. Shane, que salió a ver el combate desde el ringside antes de que comenzara, tuvo palabras con Sami y Owens durante todo el combate y terminó costando varios pinfalls en diferentes puntos de la acción. El Gerente General de SmackDown Daniel Bryan, quien ha estado involucrado con Shane, Sami y Owens en la trama durante las últimas semanas, no fue visto ayer por la noche en ningún punto del lugar de celebración de WWE Fastlane.

Como se ve a continuación, Shane se unió a Renee Young y Sam Roberts para Talking Smack después de que WWE Fastlane saliera del aire y dejara de emitirse. Shane admite que sus emociones le dieron lo mejor de él y que la superkick lo envió fuera del límite. Shane continúa y habla sobre cómo él y Bryan se han acusado mutuamente sobre sus emociones a veces. Shane dijo más tarde que respeta a Owens por su talento, pero eso es todo, y nunca olvidará lo que Owens le hizo a Vince McMahon en WWE SmackDown Live hace varios meses. Shane dijo que trata de dirigir lo mejor que puede el programa, pero que la situación en la que él, Bryan, Kevin Owens y Sami Zayn están involucrados se está volviendo muy compleja, y cree que Daniel Bryan está cegado por Sami y Owens, y vive todo el tema de la lucha libre vicariamente a través de ellos. Shane dijo que no se siente mal por haberle costado a Sami y Owens una victoria por el título, pero puede que piense de manera diferente más adelante, posiblemente, a medida que vaya llegando WWE WrestleMania 34

¿Veremos el regreso al ring de Daniel Bryan en el magno evento, dentro de un feudo a cuatro?

 
No Hay Más Artículos