Stomping Grounds
 

Análisis

El gran evento de esta semana, Stomping Grounds, nos ha dejado un titular bastante preocupante para la WWE, los espectadores. Para el que no lo sepa, toda esta semana, la marca ha estado promocionando el show con varias rebajas para poder llenar el estadio. 

Si cabían 23.000 personas, solo han asisitido 8.000. Y claro, la gente se pregunta, a qué se debe todo esto. Porque la WWE no ha hecho nada que haya podido ofender a los aficionados. Error. 

Lo primero, el producto WWE cada vez degenera mucho más, es algo evidente. Aunque la calidad de las luchas vaya aumentando, la gente quiere ver cosas distintas. Tenemos por bandera la historia de Kofi, un luchador que lleva en las sombras 11 años.

Se come los errores de frente. Se da cuenta de que Kofi era un producto muy bueno, y lo utilizan una década después. Esto ocurre con varios luchadores, y es algo muy evidente. Raro nos parecerá ver que los luchadores se quieren ir. 

La marca ofrece cinco hora semanales de televisión, en las que se puede utilizar mejor a los luchadores. No poner a los mismos en los dos programas, porque entonces te cargas la lucha de marcas, y el desarrollo de grandes luchadores. 

Antes subir de NXT, a la marca principal era lo mejor que te podía pasar. Ahora, si tienes suerte y ven en ti algo distinto, te utilizan. Sino, acabas como uno más detrás de bastidores. Y eso no puede ocurrir en una empresa multimillonaria que tienen más de 25 años de longevidad. 

Puntos fuertes de Stomping Grounds

La victoria de Becky, supone que The Man siga en los más alto durante más tiempo. la mayor puesta en escena de este año se lo lleva ella, y sería un error quitarla de lo más alto tan pronto. Es capaz de dar un punto más a la división femenina y deben aprovecharlo.

Sami y KO, salen de una mala racha. Son grandes luchadores. Que perdieran contra The New Day, supondría degradar la confianza en ellos. El filin que han tenido con sus rivales ha sido el mejor todo el evento. Para mi, el mejor combate. 

La victoria de Ricochet ha sido el mayor acierto de la noche. Quitarle el título a un Samoa que se lo había apropiado sin ningún derecho, hace que tenga que ganárselo. El producto Samoa como retador, es mucho mejor que el de campeón. Lo malo es, si ahora se pierde en el olvido.

Roman cumple su palabra. Ya era hora de salir del feudo con la autoridad. Debe poner más calidad en la marca azul, y ganar el campeonato supondría poner un mayor nivel en la empresa. Tras su regreso debe recomponerse, y volver a ser, el que era antes. 

Punto débiles de Stomping Grounds

La derrota de Alexa, ha supuesto volver a ver un fracaso en su personaje. Es bueno que tenga un protagonismo contra la campeona de SmackDown, pero la lógica nos dice, que es improbable que tenga el título de otra marca. Debe centrarse en los retos de Raw, y poder plantarle cara a su vieja enemiga Becky.

Heavy Machinery de nuevo se quedan a las puertas. Alomejor que ganarán los títulos, hacia que la calidad de la división por parejas de la marca azul pudiera mejorar. Tener a Rowan y Bryan, te hace pensar que como retadores pueden ofrecer más espectáculo.

Ziggler volvió para ofrecer más espectáculo, y perder de esa manera ante Kofi, hace que la lucha se quede en nada. Era el momento de darlo el título, ha trabajado mucho y realmente se lo merece. Es la hora del cambio en la marca azul.

El árbitro en la lucha del campeonato, más que dar caché y espectáculo a la lucha, ha hecho todo lo contrario. La gente solo se ha fijado en la imagen corrupta de Lacey, y no en el combate de Corbin y Rollins. 

Ya que era el combate estelar, por lo menos darle más calidad y menos polémica. Está bien jugar con la sorpresa. Pero no demasiado, porque puede provocar que veamos una lucha pobre en contenido. Es hora de darle a Rollins un rival a su talla.