Monday Night Raw encauza el camino de la división por parejas

Es bastante duro de decir pero es así, la división por parejas de Monday Night Raw era un chiste. Lo decimos en pasado porque anoche las cosas dieron un giro de tuerca al coronarse a Drew McIntyre y Dolph Ziggler como nuevos campeones, y es que no era normal la baja calidad de los combates en general dada la calidad del roster a nivel individual y por parejas.

WWE ha encontrado cobijo para muchas superestrellas en la división por parejas, superestrellas que hasta hace bien poco competían en el terreno individual y que ahora brillan con luz propia como Tag Team; este es el caso de los nuevos campeones, Drew y Dolph, o del nuevo equipo presentado en la noche de ayer Bobby Roode y Chad Gable; por no decir de Sheamus y Cesaro en Smackdown o de los mismísimos New Day.

Hay dos equipos olvidados hasta la noche de ayer en Raw, Authors of Pain o AoP como se les quiere presentar ahora (con nuevo manager incluido, Drake Maverick) y The Revival. Al menos con The Revival se estaba montando una pequeña storyline en las últimas semanas y parece que están en televisión más asiduamente… pero estos dos equipos, junto a los actuales campeones, deben de estar llamados a dar la vuelta de 180 grados que le hace falta a esta división en el roster rojo. Lo fueron todo en NXT y se esperaban grandes cosas de ellos y con su llegada al roster principal se dieron de bruces con la realidad.

Drake Maverick nuevo manager de AoP #wwe #raw

Una publicación compartida de Planeta Wrestling (@planeta_wrestling_oficial) el

Después del programa de anoche albergamos muchas esperanzas de que por fin las cosas comiencen a cambiar en la división por parejas de Monday Night Raw y de que veamos una división más competitiva, más dedicada a la calidad de sus combates en el ring y a la buena gestión de las historias que a la parafernalia circense y cómica de los últimos meses o casi años… en definitiva, que veamos wrestling del bueno y nos dejemos de rollos.