Donald Trump WWE

Donald Trump es sin lugar a dudas una persona que no requiere de grandes esfuerzos para acaparar todos los focos allá donde va, ya sea por sus declaraciones con aire “patriótico” o por sus prolíficos negocios. De esto último Vince McMahon tiene mucho de lo que hablar.

Donald Trump y su historia con WWE

La buena relación entre ambos perdura aun a día de hoy, tanto es así que Trump nombro al “Chairman de WWE” entre otros altos mandatarios del deporte estadounidense, como consejero para su campaña política de cara a las elecciones. Por su parte Vince consiguió mantener el wrestling como negocio de primera necesidad durante el primer confinamiento. Este hecho trajo consigo una lluvia de críticas, pero aun con medio mundo encima Vince hizo homenaje a la gran cita del cantante de Queen “The show must go on” y siguió adelante con los preparativos para el evento magno del mundo del wrestling y a su vez insignia de la empresa de los McMahon, Wrestlemania.

Es en este mismo evento en el que la historia entre dos de las personas más adineradas de Estados Unidos comienza a fraguarse. Para ello nos remontamos al 27 de marzo de 1988 cuando el evento más grande de la lucha libre apenas cumplía cuatro años de vida. Pese a esto Trump vio en el wrestling una nueva fuente de ingresos y para ello cerro un acuerdo que aun a día de hoy conserva su particularidad y no es para menos, ya que consiguió albergar de manera consecutiva dos Wrestlemania en el Trump Plaza Casino and Hotel a coste cero. Si, habéis leído bien, Trump accedió a ceder a coste cero sus instalaciones con el fin de ayudar a Vince, ya que este estaba atravesando una época muy negativa en términos económicos. Ambos eventos se celebraron ante una asistencia estimada de diecinueve mil personas en ambas ediciones.

La presencia de Trump en WWE no volvería a ser notable hasta la edición número veinte del magno evento, regresando a las pantallas en una breve entrevista realizada por Jesse Ventura. No seria hasta 2007 que apreciaríamos un cambio significativo en la figura de Trump, ya que para el día mas señalado en el calendario de WWE el propio Vince McMahon desafío al neoyorquino a un “combate de billonarios”, eligiendo el CEO como representante a Umaga. Por su parte Trump escogió a Bobby Lashley, pero para su desgracia no salió airoso y para más inri tuvo que ser castigado con afeitarse la cabeza delante de más de ochenta mil fans.

Su historia volvió a las pantallas brevemente durante 2009, cuando Trump “compró” Monday Night Raw e inmediatamente anunció que el programa de la próxima semana saldría al aire sin comerciales y que todos los fanáticos de la WWE que compraran un boleto recibirían un reembolso completo. Esta storyline duro tan solo una semana ya que Vince “compraría” nuevamente el programa por el doble de dinero. Finalmente en 2013 y bajo el aura polémico que despierta el expresidente de los Estados Unidos, fue exaltado al Salón de la Fama de WWE.

 

¡No se te olvide! Planeta Wrestling te trae las últimas y mejores noticias de WWE en habla hispana. Les recordamos que el siguiente PPV de WWE será TLC y aquí en su sitio favorito les brindaremos la mejor cobertura con todos los resultados y todo lo que suceda antes, durante y después del evento.

 

Artículo anteriorThe Godfather habla sobre la ceremonia final de The Undertaker
Artículo siguiente30 años de The Undertaker: 30- The Undertaker, ¿el mejor luchador de la historia?