Análisis WWE NXT Takeover War Games 2018

Análisis WWE NXT Takeover War Games 2018

NXT es la marca más fuerte de WWE en cuanto a producto en el ring, trabajo de personajes y coherencia en las storylines. La brecha entre la marca amarilla y el roster principal es enorme. Hay mucha calidad en NXT y el en el roster principal, pero con Triple H parece que a los luchadores les dejan brillar opuesto a ponerles un freno como en Raw o SD.  

 Mientras muchos han subido al roster principal y vagan sin dirección por mal booking e impulsar a los luchadores erróneos, NXT le da su propio lugar a cada quien. Los promos de las superestrellas de NXT se sienten más simples, orgánicos al igual que la duración de sus especiales de Takeover (2 horas y media o 2 horas 40 minutos). Los personajes están tan bien delineados que puedes perder pista de algunos programas semanales y aún así saber que motiva a cada gimmick. Esa es la magia de NXT.

 Los especiales de NXT son casi cada dos meses y medio y siempre antes de algún evento grande del roster principal. Muchos fanáticos ya sólo ven el show de NXT aunque sea el nicho hardcore. Eso si la diferencia no es de talento sino de manejo.

 NXT War Games 2018 desde el Staples Center fue un evento casi perfecto. El nivel de calidad en general fue el esperado pero la perfección es difícil de alcanzar. La lucha de mujeres por el título entre Kairi Sane y Shayna Baszler fue decepcionante por el resultado y la manera en que hubo tantas intervenciones. La estipulación a dos de tres caídas quedó de lado. La lucha fue sólida pero lejos de las mejores luchas que han tenido entre ambas en otros especiales.

 Fuera de eso aspecto, lo demás fue grandeza. Aleister Black y Johhny Gargano se enfrascaron en una gran lucha al puro estilo del strong style. Ese aroma épico de luchas de AJPW del estilo King Road. Movimiento letal tras movimiento letal. La dinámica de que Gargano fuera rudo le agregó más a la lucha.

 Después de ese gran clásico tuvimos la lucha de campeonato completo entre Tommaso Ciampa y Velveteen Dream. El carisma de Dream y el personaje super heel de Ciampa guiaron la lucha en su primera parte. Sin movimientos fuera de otro mundo, fue el desarrollo del personaje lo que brilló en gran parte de la contienda. Las secuencias finales y falsos finales fueron sublimes. Dream es una superestrella que en cada Takeover se ve mejor. Ciampa está establecido como un verdadero heel de la compañía. Es decir ese que es rudo y la gente respeta en el fondo pero abuchea.

  La lucha de NXT Takeover War Games no fue la mejor lucha de la noche pero si entretenida. Completamente cumplió al estipulación de dos equipos destrozándose en la modalidad de esa creación de Dusty Rhodes para la extinta WCW.

 El único problema con la lucha fue la duración (47 minutos) y que el público estuvo algo exhausto por algunos momentos. Nada que reprochar porque habían visto previamente dos luchas enormes. Los spots con mesas, vuelos desde lo alot de la reja y demás hicieron acto de presencia. También grandes visuales al estar cada equipo en un ring y mostrando el fragor de la batalla. Como si se tratara de una trincheras en la guerra.

The Undisputed Era han sido un gran grupo y Adam Cole se ve como un joven HBK. Bobby Fish regresó de buena manera de su lesión y Strong más O’Reilly tienen tremenda química.

 Los War Raiders (Hanson y Rowe) se vieron bien en su primera gran prueba en NXT. Ricochet es a prueba de balas en casi cualquier tipo de lucha y más con su electrizante lucha aérea. El que destaca mucho siempre es el campeón de NXT UK, Pete Dunne. El Bruiserweight tiene ese estilo sádico pero que también lo ha vuelto un antihéroe. Con esas torsiones a los dedos su personaje fluye fácilmente a través de las pupilas del espectador.

 NXT Takeover siempre será un evento de calidad. Por algo son los especiales de la mejor marca y producto de WWE en el ring desde hace ya varios años.

Matt Riddle vs Kassius Ohno.

La lucha entre el Superking of Bros y Ohno estaba estipulada a llevarse a cabo en NXT el miércoles. La lucha estaba pactada a pasar antes del evento de War Games en vivo y grabada para TV. Matt Riddle fue atacado por Ohno en el previo de War Games y es así como tuvimos esta lucha.  Riddle ganó la lucha en pocos segundos al impactar con una rodilla voladora a Ohno. Buen booking porque Ohno había sido vendido como ese veterano que tiene el poder de KO con su antebrazo giratorio. Riddle con su background de MMA era su rival perfecto. El final rápido fue completamente acertado por esos aspectos.  Calificación: No calificable.

Shayna Baszler (c) vs Kairi Sane.

WWE NXT Women’s Championship.

Two out of three falls match.

La lucha más floja del cartel fue la de Shayna vs la Pirate Princess. El combate fue sólido pero nada cerca de las luchas del pasado Takeover en Brooklyn o la final del Mae Young Classic 2017. Las intervenciones de Marina Shafir y Jessamyn Duke se entienden pero fueron muy forzadas y reiteradas en toda la lucha que duró 11 minutos.

 La estipulación a 2 de 3 caídas sólo estuvo allí y nunca fue el foco central.  Kairi y la Queen of Spades llegaban 2-2 en sus enfrentamientos. Kairi habiendo ganado en la final del Mae Young Classic 2017 y en NXT Takeover Brooklyn este año. Shayna le ganó a la Pirate Princess en un lucha corta en programa de TV de NXT; la otra victoria fue la reciente en WWE Evolution (el PPV femenil de hace semanas).

 La lucha fue corta y se sintió apresurada. Sane mostró su corazón guerrero y atacó rápido a una confiada Shayna. Sane comenzó con buenos strikes y running blockbusters para tratar ahora de ser la agresora y no la víctima como en el pasado. Una buena historia de comienzo. Sane se encendió tanto al comienzo que aplicó su buen Sliding D enseñado por Masahiro Tanaka. Sane la siguió fuera del ring y aplicó su Kabuki Elbow desde la ceja. La japonesa estuvo encima de la campeona de manera abrumadora en esa primera caída.

 La lucha iba bien hasta que Marina Shafi y Jessamyn Duke (las otras miembros de las 4 Horsewomen de MMA), intervinieron en la lucha. Era esperado pero no tan temprano y no tan recurrente. Ellas ya le había dado esa victoria a Shayna en Evolution. Las dos ayudaron a impactar a Sane contra el poste para que Shayna la rindiera fácilmente con su Kirifuda Choke. Por más que sean heel, fue una manera muy burda de acabar la primera caída.

Con apenas 2 minutos Shayna ya tenía ventaja y con eso se veía venir que sería una lucha corta. Shayna comenzó fuerte la segunda caída con una running knee strike. Sane pudo llegar a las cuerdas cuando Baszler le aplicó el segundo choke de la lucha. La gente apoyó de gran manera a la angelical Pirate Princess.

  Shayna cambió la estrategia y atacó la espalda de la retadora con un medio cangrejo. Sane pudo reaccionar y casi se llevó la 2da caída con un paquetito total.  Luego vino un buen duelo de strikes culminando la secuencia con un buen lariat de Shayna a Kairi. El mejor spot de la lucha llegó con un spike DDT de Sane a Shayna en la ceja del ring. Luego Sane se aventó un tremendo elbow press sobre Shayna y sus secuaces.

Sane pudo luego regresar a Shayna para aplicarle su Insane Elbow para ganar la 2da caída que duró 4 minutos y medio.  Kairi quiso acabar rápido la 3era caída con una lluvia letales de lanzas y spinning back fists. Sane incluso aplicó una buena sunset bomb para una larga cuenta de 2 segundos.

Safir y Duke se volvieron a meter cuando Sane buscó su Isnane Elbow. Dakota Kai e Io Shirai (haciend su debut en NXT) ayudaron a la Pirate Princess. Shirai con su bello e inigualable moonsault desde la tercera cuerda (y con skinny jeans) para derribar a las intrusas.

El final llegó con Kairi yendo por su Insane Elbow y Baszler aguantando el impacto para sorprender a la retadora con una enredadera. Al final supimos que el corto reinado de Sane fue sólo para hacer hype para la gira que hubo en Japón. Una lástima porque ya sea Kairi, Asuka, Nakamura u otros asiáticos, la empresa parece nunca darles ese empuje definitivo. Sane junto a Shirai y Asuka son las mejores luchadoras de todo el roster de WWE.

La lucha se sintió con muchas intervenciones y como si el booking fuera hecho para un combate del roster principal. Una lucha sólida pero decepcionante por lo que sabe ambas puede ofrecer.  Calificación: Tres estrellas.

Johhny Gargano vs Aleister Black.

La mejor lucha de la noche (junto a Dream vs Ciampa) fue la de Gargano vs Black. La historia que le han construido a Johhhny Wrestling ha sido muy buena. Un favorito del público que siempre se queda corto y que ve como su ex amigo (y ahora némesis) es el campeón completo de NXT.

 Aleister Black se vio metido en la rivalidad de Ciampa vs Gargano cuando Johnny le dio el cetro de manera indirecta al Sicilian Psycopath.  La triple amenaza entre ellos para Brooklyn fue cancelada por una lesión de Black en la ingle. La empresa astutamente usó eso para crear una historia sobre alguien que atacó a Black por la espalda para mandarlo fuera del camino. Gargano se pasó al lado obscuro al haber sido el culpable. Ahora el favorito de todos era el villano contra el ex campeón NXT y antihéroe Aleister Black.  La historia de la venganza de Black contra el nuevo camino de Gargano.

 Historias orgánicas que se traducen perfectamente a la acción en el ring. La lucha fue mucho mejor que ese combate que tuvieron en NXT con los dos siendo babyface. Gargano como heel probó que es un performer que lo puede hacer todo.

Gargano comenzó abofeteando a Black para provocarlo como buen rudo. Aleister con su background de kickboxing atacó a Gargano con patadas y su stiff striking. De vuelta en el ring, Gargano se burló de la pose sentada de Black para seguir con las provocaciones y que Black perdiera la calma. Gargano poco a poco fue metiendo su ofensiva rápida como su rolling kick.

 La lucha fue a partir de allí un toma y daca de patadas y rodillazos. Black siempre tuvo un poco más de ventaja en ese departamento. Black hizo su pose sentada en el centro del ring, pero Johnny pudo darle una patada a la cabeza. Todos esos juegos mentales ya empezaban a cobrarle factura al holandés.

La lucha tuvo momentos brillantes de llaveo como una mecedora de Gargano a Black. Tras una serie de counters, Aleister pudo conectar una rodillazo y patada a su rival para luego aplicar un bello tope encima de la tercera cuerda. En el ring, Black siguió con su lucha aérea al aplicar su estético moonsault press. Gargano pudo  revivir en la lucha al aplicar una dantesca tornado DDT al primer ir en tope hacia ringside y luego engarzar a Black para el castigo.

Gargano siguió metiendo presión con su slingshot DDT. Gargano se pasó toda la lucha hablándole a Black para provocarlo más y más. La mejor secuencia de la lucha fueron superkicks de lado y lado además de golpes de antebrazo. Gargano culminó la secuencia con una reverse rana de miedo. Black pudo pararse y aplicó su running knee strike para que la lucha tomará un respiro con los dos en la lona.

Black evitó la lanza de Gargano y luego ejecutó un springboard meteora (doble rodillazo volador) de fantasía. Todo apoyado siempre de la cuerda de en medio como casi todos sus vuelos. Johnny evitó una spin kick con un tremendo lazo al cuello. Enseguida siguió su crossface llamado Gargano Escape. Black aguantó el castigo y lo pudo revertir con una enredadera.

 Los momentos de historia se hicieron presente en la lucha. Black se sentó en su pose y le dijo a Johnny que lo acabara con una superkick. Black le tendió la trampa para llevárselo en rodada; Gargano de cualquier manera conectó después su superkick y su knee running strike. Black se escapó en un gran falso final.

 La lucha se trasladó otra vez fuera del ring. Gargano fue por un tope entre 2da y tercera, pero Black lo recibió con un rodillazo preciso. Un spot ambicioso pero que lograron concretar. Gargano regresó al ring golpeado y le besó la bota a Black para que lo perdonara. Gargano se colocó para recibir el Black Mass de Aleister pero lo engaño para una enredadera. De lado y lado gran desarrollo de personajes.

Al final Gargano atrapó a Black con el Gargano Escape. Aleister se escapó del castigo y conectó dos knee strike más para dejar listo a Gargano. Aleister conectó dos Spin Kick Black Mass para acabar la lucha. Un clásico instantáneo.  Gargano falló en su intento de acercarse a Ciampa al ir al lado obscuro. Black con la mira en el título y Gargano con más obsesiones acerca de su ex amigo y ahora campeón. Perfecta historia. Calificación: 4 estrellas 3 cuartos

Tommaso Ciampa (c) vs Velveteen Dream.

WWE NXT Championship.

Ciampa y Dream tuvieron la presión de seguir ese clásico pero pudieron igualar la calidad. Velveteen Dream apenas tiene 23 años pero aprende a pasos agigantados. Cada especial de Takeover se ve mejor y mejor. Gran parte de ese éxito se debe a como vende su personaje. Para cada especial de Takeover saca mallas personalizadas parecido a como lo hacía Ravishing Rick Rude.

 En esta ocasión salió como Hollywood Hogan con todo y bandana y botas blancas con fuego rosa. Ciampa es el verdadero heel de la empresa al ser repudiado realmente por los fanáticos. Su cara y fiereza en el ring no dejan duda.

 Velveteen comenzó frustrando al campeón al golpearle la cabeza. Luego tras intercambio de potenciales finishers, Dream siguió jugando con Ciampa. La primera parte de la lucha se trató más de desarrollo de personaje y estuvo bien para que se sintiera diferente a todo lo demás en el show. Ciampa le quitó su bandana al Dream y Velveteen respondió al robarse el título.

Dream aprovechó esas distracciones y conectó unas buenas patadas voladoras y el Svage Stun Gun (ir hacia fuera del ring y dejar que el rival se impacte con la tercera cuerda). Dream recuperó su bandana y quiso aplicar el lego drop a lo Hogan. Ciampa se quitó pero recibió el ax handle a lo Savage.

  Ciampa reaccionó atacando el cuello del retador con rompecuellos en la lona del ring y entre las cuerdas. El running knee strike fue conectado de lleno en la cara de Velveteen al estar colgado en la mesa de comentaristas en español. Luego Ciampa anestesió la lucha con un buen candado. Un simple candado pero aplicado con esa fiereza única de Tommaso.

 Dream reaccionó con el Hulk Up combination de golpes y leg drops. El apoyo a Dream y su carisma es algo que sigue llamando la atención. Dream comenzó luego a atacar la rodilla de Ciampa con una figura cuatro en el poste y en el centro del ring. Esa rodilla con la rodillera mecánica de Tommaso.

Ciampa se quitó la bota por el dolor pero luego casi ganó la lucha con trampa al agarrar las truzas de Dream. El referee vendió bien hasta el final el posible desenlace. Hasta los referees de NXT son mejores que el roster principal al llamar la atención en ese tipo de detalles. De allí llegaron los falsos finales (que si bien muchos) fueron de locura.

 Dream conectó a Ciampa con una superkick y luego un Death Valley Driver para una larga cuenta de 2 segundos. Ciampa evitó un segundo DVD para aplicar un jumping knee strike seguido de su backcracker Project Ciampa. El rudo fue por el cinturón para distraer al oficial pero Dream aprovechó para un rollup que se quedó cerca de los 3 segundos.

El mejor kickout de la lucha fue una DDT de Dream sobre el cinturón que había traído Ciampa. Dream fue por otra Figura Cuatro pero al bota de Ciampa se zafó (como Eddie Guerrero vs Kurt Angle de WM XX). La draping DDT de Ciampa a Velveteen se quedó en sólo 2.  Ya en ringside, Ciampa se distrajo con el comentarista Mauro Ranallo (pro Gargano) y Dream aplicó un DVD en el piso sin protección. El Purple Rainmaker Elbow pareció ganar la lucha para Dream; la cuenta se quedó en 2.99 segundos.

Velveteen quiso aplicar otro codazo pero con Ciampa en la ceja del ring. Dream falló y Ciampa aprovechó para aplicar su draping DDT en la separación de metal de ambos rings de War Games. Ciampa retuvo como era esperado.

 La lucha fue tremenda porque nos hicieron que Dream se la podía llevar de alguna manera. Otro clásico instantáneo. Calificación: 4 estrellas 3 cuartos.

WWE War Games.

The Undisputed Era (Adam Cole, Bobby Fish, Kyle O’Reilly y Roderick Strong) vs Ricochet, Pete Dunne y los War Raiders (Hanson y Rowe).

La lucha de War Games tuvo un buen debut en WWE el año pasado con NXT. En esta segunda edición se volvió a optar por el enrejado a los dos rings pero descubierto de arriba. Además fueron dos equipos y no tres. Las mismas reglas siguieron con dos miembros de cada grupo comenzando y luego entrando uno de cada bando cada dos minutos. Ya con todos en el ring, ya podía haber un ganador. Si alguno abandonaba la estructura le daría la victoria automática al bando rival.

 The Undisputed Era (Adam Cole, O’Reilly y Fish) ganaron el año pasado a Sanity y AOP con Roderick Strong. Un año después Undipsuted Era volvió a estar en esta lucha pero ahora con Roderick Strong de aliado. Los rivales fueron War Machine que buscan los títulos de parejas de Strong y O’Reilly. Ricochet le arrebató el título de North America a Cole y de allí continuaron su rivalidad. Pete Dunne fue atacado por Strong cuando ñeste se unió a Undiputed Era. Dunne y Ricochet tuvieron que poner a aparte sus diferencia para hacer equipo.

  La lucha fue muy larga durando 47 minutos.  Undisputed Era tuvo la ventaja de que su miembro entrara primero al ganar el derecho en NXT. Adam Cole y Ricochet comenzaron y demostraron esa buena química que siempre tienen. Tras unas tijeras de Ricochet, Cole tomó el control en el 2do ring con un buen backstabber. Tras un ushigoroshi, Ricochet pudo conectar un hermoso flying lariat de lado a lado de cada ring. O’Reilly entró y le dio ventaja temporal a los rudos.

Los dos aplicaron un Ushigoroshi en equipo para que Hanson de los War Raiders entrara a nivelar las cargas. Como si fuera un hot tag aplastó con todos. Tras unos forever clotheslines, Ricochet usó la espalda de Hanson para aplicar una running shooting star press. Strong entró por Undisputed Era para que los heles retomaran el control. Strong aplicó un bufet de backbreakers a Ricochet.

Rowe de los War Raiders fue el siguiente en entrar por los babyface. Rowe pudo aplicar sendas powerbomb a los campeones de parejas. Fish salió por los rudos pero dejó encerrado a Dunne en su celda al poner dos candados y tirar la llave. Genial booking.

Fish sacó sillas debajo del ring con el logo de Undisputed Era. Roddy y Fish aplacaron a los técnicos con supeplexes al unísono. Los referees por fin pudieron romper con unas pinzas el candado para que Pete Dunne entrara ala lucha.  Dunne entró al ring repartiendo golpes con un palo de kendo y doblando dedos a su manera clásica.

  Dunne acabó de meter cadenas, tachos de basura y varias mesas. War Games ya estaba completo. Los War Raiders le pusieron el tacho de basura a Cole en una esquina para que recibiera el golpe de cintura de Hanson. Dunne tuvo sus momentos al aplicar una kimura a O’Reilly con una cadena de por medio. O’Reilly pudo revertir la llave y aplicó un ankle lock con la cadena enredada en el pie del campeón de NXT UK.

Al final de la lucha llegaron los spots fuertes. Primero una lanza de Fish a Rowe para atravesar una mesa.  O’Reilly luego recibió una plancha de Hanson sobre una mesa. Roddy salvó la lucha al romper el conteo con un golpe con el tacho de basura.

El siguiente spot fuerte fue una mega tower of doom con Hanson bajando a todos con Fish agarrado de él en la espalda. Ricochet aplicó un buen double rotation moonsault encima de todos en otro spot de videojuego. Los dos equipos se pararon para hacer un gran visual al estar cada quien en un ring. Luego se fueron a la división de metal. Como si fueran trincheras en un campo de guerra.

El final llegó con Cole aplicando su shining wizard last shot a Dunne. Dunne se escapó de la cuenta de tres. El facebuster Bitter End y el 630 de Ricochet desde tercera acabó con Cole. Dunne y Ricochet cubrieron al mismo tiempo a Adam Cole Bay Bay.

El problema es que trataron de forzar la lucha a ser muy épica en cuanto a duración. Por momentos careció de flujo. De cualquier manera fue una lucha sólida con estructura, capas y que cumplió al 100% la estipulación.

Calificación: 4 estrellas.

Calificación del evento: 8.5 de 10. 

error: Content is protected !!