La familia Wyatt protagonista en Clash of Champions
 

La Familia Wyatt

La Familia Wyatt | Aunque la formación como tal, ya no forme parte del roster, sus participantes siguen dando que hablar en la WWE. En el gran evento de Septiembre, donde todos los títulos se ponen en juego, han tenido sus oportunidades para triunfar.

Los momentos finales del evento han sido protagonizados por ellos, ya sea por combate sin descalificación, títular, o una aparición estelar. Los cuatro han vuelto a hacer de las suyas para lograr sus objetivos. 

Erick Rowan

El bárbaro pelirrojo se ha cansado. Está harto de seguir las ordenes de Bryan, y por ello se rebeló contra Roman. No conseguimos saber las razones de su odio hacia Reigns, pero una cosa queda clara, busca acabar con su carrera.

En Clash of Champions lo dio todo para poner en jaque a un Roman que sollozaba de dolor, después de recibir varias embestidas por parte de Rowan. Al final, se acabaron dando con la cámara, con un palo de metal y rompiendo mesas. 

Cuando todo parecía ponerse de cara para Roman, apareció uno de los mejores amigos de Rowan, Luke Harper. LLevaba más de medio año sin aparecer en televisión, después de estar lidiando con una lesión. No se lo esperaba de regreso.

Atacó a Roman y le brindó la victoria a su gran amigo. Ni los aficionados se esperaban un regreso como ese en estos momentos. La directiva le da credibilidad a Rowan en este combate para poder llevar a un nivel mayor su rivalidad.

Luke Harper

Evitó una lanza para Rown, con su típica patada que noquea a cualquiera. Regresaba al roster para volver a estar unido a su hermano y porque no pensar en una unión para luchar por los títulos que los pertenecen. 

Bludgeon Brothers fue uno de los equipo más dominadores de toda la división por parejas. Darles un push ahora haría crecer la calidad y la brutalidad de los combates al 100%. Sin ninguna duda es una de las mejores uniones en la actualidad.

Braun Strowman

El pequeño, dicho así suena raro. Pero fue el último en llegar a la familia Wyatt. Abrió y cerró el show junto a Rollins, siendo compañeros por parejas y rivales en la misma noche. Una situación muy peculiar que sucede en muy pocas ocasiones.

Fue una noche negra para el «monstruo entre hombres». Perdió su título, además de su oportunidad por el campeonato universal. No debe de salir contento, porque fue con altas expectativas y acabó muy mal. 

La lucha con Rollins fue todo un espectáculo, pero la motivación física y mental del campeón es mucho mayor que la del aspirante, que recibió su oportunidad de palabra. Algo que no ha gustado mucho a los aficionados.

Hicieron falta 3 pisotones y un pedigree para conseguir hacer la cuenta de tres encima de él. De nuevo retenía el título después de defenderlo ante los mejores luchadores de la marca roja como son; Brock Lesnar y Braun Strowman.

Bray Wyatt

The fiend empieza a tener un mayor protagonismo dentro de la empresa. Todo el mundo esperaba su aparición para atacar por la espalda a algún luchador. Nadie se esperaba que fuera al final del show y a Rollins. 

Parece que Wyatt quiere el oro de primeras y por ello lo ha confrontado. Empieza una guerra psicológica. Rollins y él ya se han visto las caras, pero nunca con este nuevo personaje, seguro que viviremos una gran rivalidad. 

Aunque sea indirectamente, será una pequeña venganza por las acciones del campeón ante Braun. El campeonato ha dado un giro para bien. Por primera vez después de WrestleMania, tenemos un gran candidato a poder controlar la marca roja y mejorar la calidad del programa, en cuánto audiencias y estadísticas.