Sin duda, aquel 2 de abril de 2017 no lo olvidaremos jamás, el característico atuendo del Hombre Muerto en el centro dejaba a la incógnita si sepultaría su carrera en WWE.

Sin embargo con el pasar de los días, WWE no confirmó su retiro, por lo que muchos tienen una pizca de fe en su regreso, el escenario ideal, La Cámara de Eliminación.

Ante meses de ausencia, se anunció semanas antes al 25 aniversario de Raw su aparición en el honorífico episodio. Llegaba la ansiada fecha, el discurso que dio fue un tanto extraño, tampoco el mismo confirmaba su retiro, de nuevo la esperanza no se apagaba.

 

La lógica dicta que aun le queda un combate más, serían malagradecidos si The Undertaker se retira de esa forma, para muchos ‘El Fenómeno’ marco un antes y un después dentro de la historia de WWE y de la misma lucha libre, es innegable que es un icono de este deporte espectáculo.

 

Este domingo es la última  parada para soñar si lo veremos luchar una vez más en su casa, su patio, su hábitat natural. Rivales hay muchos y sin duda el próximo esta en la marca roja, ya que en mi opinión en SmackDown los planes ya están hechos.

 

El principal señalado es John Cena, por su declaración en semanas anteriores en Raw, dando indicio a creer en el regreso del ciudadano del valle de la muerte.

Este es el escenario mas realista y en el que todos confiamos que suceda ahí o en el Raw subsecuente al evento.

 

Otro escenario menos realista es que se inmiscuya dentro del combate de la Cámara de la Eliminación, no suena descabellado, pensando en una justa revancha ante Roman Reigns y que sea el que termine con el reinado de Brock Lesnar, el problema es que Taker ya no da para ser luchador a tiempo completo.

 

Aun así, ¿Alguien podría imaginar un WrestleMania sin The Undertaker?, luego de haber aparecido en ella por primera vez hace 26 años atrás y estelarizado las últimas 17 veces.