NXT Takeover Philadelphia 27 Enero
 

Análisis NXT Takeover Philadelphia | Los especiales de NXT Takeover nunca decepcionan. Tienen un aroma diferente y las 2 horas y media que duran, nunca dejan cansado. El formato es el ideal y la acción en el ring supera por mucho a lo que se ve en el roster principal. Tanto en las historia contadas con los movimientos dentro del ring y con el trasfondo de la rivalidad como perfecto contexto.

 

NXT Takeover Philadelphia no decepcionó y puso la vara muy alta para Royal Rumble el domingo. Además puso el nivel muy alto para demás eventos de la empresa de los McMahon en el año. La afición de Philly siempre es ruda y cuna de ECW. Una afición exigente y de esos públicos conocedores y que no se casan con nadie (como en Nueva York, Chicago o cualquier ciudad en Canadá).

El Wells Fargo Center, casa de los 76ers de Philadelphia, fue el escenario para una cartelera de 5 luchas (con algunas de pre show que serán televisadas en NXT en el programa semanal en las próximas semanas).  Las dos luchas estelares no decepcionaron. Cole vs Black fue una extreme rules match donde usaron spots innovadores y no tantas armas o sangre. Esa es la magia de menos es más. La lucha estelar entre Gargano y Almas por el título máximo de la marca amarilla, era un strike cantado de ser un clásico. El año pasado en NXT Takeover Brooklyn se robaron el show abriendo esa marquesina. Este año tras más de media hora de lucha, dejarona  todos con la boca abierta.

NXT Takeover Philadelphia fue un show que rayó en lo perfecto y que se queda muy cerca de los mejores Takeover en recientes tiempos como NXT Takeover War Games y NXT Takeover Chicago. Otro palo fuerte para el roster principal.

 

Andrade “Cien” Almas (c) vs Johnny Gargano. : NXT Championship

Johnny Gargano siempre había sido el más carismático de la pareja de DIY con Ciampa. Tras la lesión y traición de su compañero, sus bonos subieron aún más. Un luchador con un corazón enorme y que es un peso crucero que puede luchar contra cualquiera.  Gargano se ve más marcado en su físico y está en un momento cúspide de su carrera.

Gargano ganó su lucha de calificación a Kassius Ohno, supliendo al lesionado Velveteen Dream. De allí ganó una Fatal Four Way, para ir por el título de Almas. El cetro completo de NXT.  El personaje de Gargano es perfecto porque es el underdog o no favorecido con carisma que siempre se queda en la orilla. Esa fue la razón del porque Ciampa lo traicionó al culparlo de ser el eslabón débil de la pareja. Además de todo, Gargano se ve siempre perfecto recibiendo una paliza y con sus comebacks en las luchas. Tiene un ángel natural y movimientos de todos tipo que enamoran a quien lo ve luchar. Esa es la esencia de un técnico.

Almas por el otro lado se ha hecho un luchador completo llegando a WWE. En el CMLL era de los mejores junto al Volador, pero no lograba salir del todo de hacer tijeras y vuelos con algo de strong style por sus viajes a NJPW.  Cuando llegó a NXT le costó trabajo hacer click con el público, siendo un luchador técnico. Tras ser rudo se pudo adaptar mejor al personaje de Ingobernable que venía haciendo en su última etapa en México. De allí subió su nivel en el ring y aprendió la psicología y estilo de WWE. El año pasado tuvo una gran lucha contra Gargano en NXT Takeover Brooklyn.

A finales del año pasado pudo conquistar el título NXT, con la partida de McIntyre al roster principal. Además de eso, ha tenido el apoyo de Zelina Vega como valet, para que haga sus promos, mientras aprende y mejora su inglés.

La historia fue simple con el underdog que fue subestimado por el arrogante campeón rudo. La lucha comenzó de manera técnica con los dos intentando sus movimientos finales. Gargano tomó la iniciativa con una rana y patadas voladoras. Almas contestó con un golpe al pecho pero Gargano pudo sacar del ring al campeón con unas tijeras. De allí Johnny empezó a sufrir al fallar un espaldazo desde la ceja del ring hacia fuera del encordado.

Andrade le puso un ritmo más lento a la lucha con un candado. Gargano vendió muy bien toda la lucha el daño a su espalda. Tras fallar el doble pisotón desde la tercera cuerda, Almas empezó a recibir los movimientos de poder del retador. Un ejemplo fue un buen estómago contra estómago que hizo impactar a Cien en la esquina. La lucha a partir de allí tomo cuarta velocidad y nunca paró.  Tras un flatliner desde la tercera y su slingshot spear, Gargano tuvo buenos momentos de presión sobre el campeón y cuentas de casi 3 segundos.

Almas reaccionó frenando unas tijeras con un azote frontal. De allí Cien mostró su buena lucha aérea con su doble moonsault. La lucha siguió creciendo con un letal codazo giratorio de Almas y un doble lazo de ambos para que quedaran tirados en el centro del ring.

Cien estudió bien a Gargano al contrarrestar su famosa spear entre segunda y tercera hacia una DDT tornado invertida. Gargano aplicó su tornado DDT pero a la ceja del ring para que la lucha siguiera con ese toma y daca de movimientos de alto octanaje. Gargano pudo igualar la intensidad de almas y se mostró en la parte en la que aguantó el codazo giratorio de Almas (que ya había usado temprano en la lucha) y  decapitó a su rival con un tremendo lariat.

Gargano luego envío a Almas a una de las esquinas como si fuera un dardo en un bar. Tras una superkick a Almas, Gargano subió a la tercera cuerda. Almas como buen rudo lo tiró sobre el esquinero y luego aplicó su doble pisotón pero con Gargano impactando en la ceja del ring.  Si eso no fuera poco, aplicó sus dobles rodillazos pero sobre el poste afuera del ring. Gargano de alguna manera sobrevivió.

En el tramo final de la lucha que duró 32 minutos, Gargano pudo aplicar una reverse rana y su candado Gargano Escape. Fue allí donde Zelina Vega cobró importancia, al ayudar a su cliente. Gargano fue por un tope afuera del ring pero Vega lo conectó a las escaleras metálicas con una gran rana. Un spot que ya había hecho contra McIntyre pero que nunca aburre.

Almas de allí conectó su Hammerlock DDT y Gargano sobrevivió. Esa es la marca de una gran lucha, donde nos hicieron pensar que Johnny podía ganar el título. La esposa de Gargano y luchadora recién firma a NXT (Candice LeRae) se metió para sacar a Vega de ringside.  El campeón también mostró agallas al aguantar la slingshot DDT de Johnny Wrestling. Gargano aplicó otra vez su Gargano Escape pero Almas lo aguantó. Tras otras rodillas de Almas a su rival en la ceja del ring y a los postes, una DDT desde la tercera cuerda acabó la lucha. Lucha candidata de ya a ser de las mejores de este joven 2018.

Una oda a como debe ser un combate con todo dentro y fuera. Simple storyline y simple storytelling en el ring en cuanto a los movimientos. Después de perder, Gargano fue atacado por Ciampa con un muleta. Esa rivalidad pinta para ser una lucha de NXT Takeover New Orleans en abril. Para Almas, su reinado puede correr peligro porque Aleister Black parece será el próximo retador.

Calificación: 4 estrellas un medio (5 estrellas también y no tengo problema con ello).

 

Aleister Black vs Adam Cole. Extreme Rules Match

La rivalidad entre Black y Cole había seguido la simple manera del rudo cobrando venganza por una derrota inesperada. Cole perdió vs Black en una lucha clasificatoria para poder retar al campeón. Más tarde Adam Cole Bay Bay se vengó de Aleister para costarle su respectiva oportunidad por el cetro.

La lucha fue convertida por el gerente general, William Regal, en una lucha de reglas extremas. Todo era perfecto por el odio entre los dos y el que la lucha sería en Philadelphia, casa de ECW en el pasado.

Tras un lento inicio, las cosas se calentaron con Cole sacando sillas debajo del ring.  La lucha fue el claro ejemplo de menos es más. No tuvieron que sacar miles de armas con púas o tachuelas etc. El vivo ejemplo estuvo en el momento cuando los dos sacaron palos de kendo. Black como técnico soltó el suyo y Cole como rudo cobarde se quedó con su arma.

De allí Black dominó, hasta que al intentar un mortal, fue golpeado en el estómago por el kendo de Cole. Un spot con gran timing. De allí Cole usó bien el palo de kendo con un letal backstabber. Cole sacó una mesa y la colocó fuera del ring. El ex campeón completo de ROH intentó un superplex desde la tercera hacia la mesa, pero Black pudo cambiar la jugada para azotar a Cole dentro del ring sobre un tacho de basura.

La lucha fue creciendo con el público aclamando por mesas y Black los complació sacando otra mesa junto a la que había colocado Cole. Además sacó una pequeña escalera. Tras una enziguiri de Cole a Aleister, el holandés pudo tirar a Cole sobre la escalera en la esquina,  con una silla eléctrica. Un spot diferente porque Black lo tiró hacia la escalera en lugar de acompañarlo como es lo usual.

De allí vinieron los spots fuertes de la lucha. Black fue a la tercera cuerda, pero Adam le aventó la silla para aplicar una superpatada y que Black cayera sobre las dos mesas afuera del ring. Ya en el ring, Black reaccionó  y aplicó una firemans carry a su rival sobre las sillas. Cole recibió todo el impacto, al caer sobre la cabecera de ambas sillas. Otro spot pocas veces visto porque lo usual es caer en el asiento. Tras una running knee sobre una silla para impactar a Cole, O’Reilly y Fish se metieron para romper la cuenta de 3 segundos. Tras eso, Sanity salió a vengarse de los campeones por quitarles los títulos. De allí Black aprovechó para atravesar a Cole sobre una mesa con el Meteora o doble rodillazo volador que hace mucho Sasha Banks y CIMA en Japón. Un spot dantesco.

Black se comió una superpatada de Cole al entrar al ring, pero Aleister fue más rápido al conectar una patada giratoria Black Mass. Cole había ido por una silla y ese fue su error. Siempre fue por la vía del cobarde usando armas más que su rival. Gran historia y acción en el ring.

Calificación: 4 estrellas.

 

The Undisputed Era (Kyle O’Reilly y Bobby Fish) (c) vs Authors of Pain (Razar y Akem). NXT Tag Team Championship.

La lucha entre AOP y los ex RedDragon en ROH y NJPW, era entre rudos. AOP se había ganado su oportunidad al ganar a los carismáticos Street Profits en NXT en la semana. O’Reilly y Fish ya han trabajado por todo el mundo como pareja incluido NJPW. Como parte de la facción ruda The Undisputed Era, se han acoplado bien a ser los secuaces de Adam Cole.

La lucha contó la buena historia de los dos hombres grandes contra la gran técnica y estilo de kickboxing de los campeones.  Fish pudo dañar la rodilla de Rezar al patearlo cuando se encontraba entre las cuerdas. La lucha tuvo un feeling de ser una lucha estilo shoot al comienzo. El triángulo al brazo de O’Reilly como ejemplo y Rezar golpeando con la palma abierta.

Los campeones tuvieron la ayuda de su fuerza, en movimientos como un wheelbarrow slam afuera del ring. Pero Fish y Kyle tuvieron el apoyo de relevos cortos dañando la rodilla de su rival. Fish con un dragon screw entre las cuerdas, dañó aún más la pierna de Akam. Rezar por fin logró el hot tag y pudo mostrar su poder con un fallaway slam a los dos campeones.

La lucha fue buena porque después del hot tag, los campeones mantuvieron el control; algo que no se ve muy seguido pero si en una lucha de parejas con más capas o secuencias de lo normal. Fish aplicó un buen exploder a Akam con la ayuda de una patada de O’Reilly. Tras esa acción Akam pudo decapitar a Kyle con un lazo. Los campeones compensando su falta de poder con sus patadas y mejor trabajo de equipo.

Los ex RedDragon pudieron atar a los dos retadores con sumisiones. O’Reilly con un ankle lock y Fish con una guillotina trepados.  Rezar se pudo zafar de Fish y lo impactó sobre O’Reilly para romper el castigo. Algo similar hicieron los de AOP cuando le quitaron los títulos de parejas a Gargano y Ciampa el año pasado en NXT Takeover San Antonio.

AOP pudo aplicar sus desnucadoras al unísono Super Collider. Eso siempre parece el final para sus rivales. Pero O’Reilly sobrevivió a uno de los dos bombazos para impactar a Akam sobre Rezar y sacarlo del ring. Luego una rodada de O’Reilly sobre Akam para ganar la lucha. Final lógico con los campeones robando una victoria. Buen opening de parejas que no palideció a pesar de los diferentes estilos y de ser dos parejas rudas.

Calificación: Tres estrellas un medio.

 

The Velveteen Dream vs Kassius Ohno

The Velveteen Dream es un talento joven que ha despuntado como ningún otro en NXT con tan poco tiempo de ser profesional. Su lucha vs Aleister Black fue su trampolín de salida. Un personaje de exótico pero con gran carisma. Dream había perdido contra Gargano en NXT en la semana y se necesitaba recuperar ante un veterano como Kassius Ohno.

El ex Chris Hero es un veterano perfecto para impulsar nuevos valores. Dream es especial, porque usa indumentaria diferente según el combate. Dream usó la cara de Black en sus mallas como lo hacía Ravishing Rick Rude con sus rivales en el pasado. Ahora salió con un pantaloncillo de boxeo por ser una lucha contra el gran striker que es Ohno.

La lucha comenzó con fuertes golpes de antebrazo de ambos y luego Dream dominó con un doble golpe martillo desde tercera y un tirabuzón. Ohno reaccionó después con un suplex para contestar la patada al mentón de Velveteen. De allí ohno comenzó a tirar su artillería pesada con una big boot, lazo y su famosa Cyclone kick más sentón.

Dream tuvo algunos errores como una Spiked DDT en la que apenas pudo clavar bien a Ohno. De cualquier maner ano fueron algo para hacer un escándalo. Tras fallar su codazo desde la tercera cuerda, Dream quiso cargar a Ohno en el Death Valley Driver pero apenas lo pudo clavar. Otro error pero esa un spot muy ambicioso con un luchador tan pesado recibiendo el castigo. Tras un codazo giratorio de Ohno, vino otro Valley Driver de Dream y su codazo Purple Rainmaker desde el poste detrás del poste original del ring.

Buena lucha con algunos errores pero que deja bien parado a Dream en NXT. Un talento que la WWE no debe dejar escapar.

Calificación: Tres estrellas un cuarto.

 

Ember Moon (c) vs Shayna Baszler. NXT Women’s Championship.

La lucha por el campeonato femenil entre Moon y Baszler, fue corta pero muy diferente a otras luchas en tiempos recientes en WWE. Baszler desde el Mae Young Classic demostró buena presencia. La WWE no le dio el triunfo en la final sobre Kairi Sane porque todavía no estaba firmada como la japonesa. Shayna, ex peleadora de MMA, era la favorita para ganar el título en su primer evento de Takeover.

Baszler había atacado a la neozelandesa Dakota Kai y Kairi Sane (lesionada)  y Moon salió como campeona a defender su territorio. Por el amor que la directiva le tiene a Baszler, muchos pensaban que sería la nueva campeona con Moon yendo posiblemente al roster principal.

La lucha fue de 10 minutos pero con Moon tratando de neutralizar las patadas y estilo MMA de Shayna. Tras algunas patadas voladora y tope entre primera y segunda, pudo aplacar rápido a la retadora. Shayna reaccionó y comenzó a atacar con gran psicología, el brazo de Moon. Un pisotón al codo fue la clave para iniciar el martirio a su brazo. Ese fue el punto focal de la lucha.

Moon reaccionó con patadas y una bella plancha apoyada en la segunda cuerda. Tras un golpe de antebrazo, Moon consiguió su Eclipse (stunner con salto desde la tercera cuerda). El castigo al brazo no le permitió cubrir a Shayna. Los médicos llegaron a revisar el brazo de Ember Moon pero de allí se dio el arm bar de Baszler para rendir a Moon. Tras varios minutos e intentos de la campeona de cerrar sus manos para evitar la extensión completa de la llave, pudo revertir a un toque de espaldas sorpresivo para poder retener.

El booking fue perfecto con Shayna perdiendo pero sin dañarla al ser de manera desesperada.  La “lesión” de Moon del brazo y el ataque de Baszler después de la lucha con su Kirifuda (mataleón) da para mucho para que la rivalidad siga para el próximo Takeover.

Calificación: 3 estrellas.