Problemas para una ex-superestrella de WWE

Tammy Sytch, más conocida como Sunny tras su paso por WWE ha vuelto a estar entre rejas este fin de semana y no es el primer problema que tiene con la justicia. Según TMZ Sports, Sunny sigue estando entre rejas a estas horas de sábado por las numerosas deudas que tiene con la justicia y ante el peligro de que se fugue del país. En esta ocasión la razón por la que se encuentra entre rejas es que Sunny ha dado positivo en dos controles de alcoholemia en las dos últimas semanas, el primero en Nueva Jersey el 23 de Enero y el segundo en la misma ciudad, 10 días después. En este último control, Sunny se dio a la fuga tras provocar un accidente, sin víctimas mortales.

Según PWInsider, Sunny podría ser enviada a Pennsylvania donde tiene penas pendientes que podrían llevarla a prisión por un total de 5 años. Sytch, que cumplía 45 años el pasado mes de diciembre ha sido arrestada en varias ocasiones durante los últimos años; en 2012 fue arrestada en cinco ocasiones por desórdenes públicos, robo en tercer grado y por violar la orden de alejamiento. Por todo ellos pasó un total de 114 días en prisión saliendo en Mayo de 2013.

En 2015 fue arrestada en tres ocasiones por conducir bajo los efectos del alcohol. En Enero de 2016 volvía a la carga al conducir sin carnet, en agosto de ese mismo año ingresaba otros 90 días en la cárcel y posteriormente pasaba 97 en rehabilitación. En Septiembre, siempre de 2016, volvió a pasar 18 días en la cárcel por incumplir su palabra y en Febrero de 2017 salía de prisión tras pagar una fianza de 1,496 dólares.

Sytch ha estado bastante activa también en estos últimos meses en la escena independiente nortemericana con firma de autógrafos en diferentes shows y convenciones de wrestling; la última el pasado fin de semana en MCW Pro Wrestling (Hollywood, Maryland) donde hizo de manager de otra ex-estrella de WWE Hacksaw Jim Dugan.