Pues sí, así es. Un año fenomenal, pero no en Raw, porque si hablamos del Universal Champion tendríamos que llevarnos las manos a la cabeza, pero por otra parte, en Smackdown reside un verdadero campeón, entiendo qué la gente se pregunte en estos momentos, cuál es la figura de un verdadero campeón.

Luchador

Hablamos de AJ Styles, el fenomenal, en inglés The Phenomenal One, y con su mote vamos a denominar el espectácular año que lleva reinando. No es una tontería cuando habla de que Smackdown es la casa que el construyó, porque es una realidad.

En 2017 acabó con el reinado de Jinder Mahal en Manchester, dónde precisamente esta semana ha sido visitada por la WWE y la gente no se dará cuenta, pero sí ya ha pasado un añito, y aunque haya estado en segundo plano, nadie del roster de la marca azul le ha podido hincar el diente.

Logro

Todo este año sólo se hablaba del campeonato de Raw, pero con el de Smackdown, ¿qué pasa? Styles ha sabido hacer su papel, no abarcar más que los demás, ser humilde y dar oportunidades. La WWE sabe recompensar a la gente y por ello, le ha dado la portada de este año del videojuego, del 2K19.

Al pie del cañón sin faltar ningún día a sus combates, perfecto con el micrófono y en el ring. Ha subido a Smackdown a los niveles de Raw en cuanto audiencia se refiere. Debemos de felicitarlo, porque no todos los días se es campeón y más en una compañía cómo esta.

Rivalidades

A finales de 2017 quebró su rivalidad con Mahal y por sorpresa se incluyó en el evento de Survivor Series, en ese momento comienza una larga lista de luchadores para quitarle lo más preciado que hay, la rivalidad con Mahal terminó a final de año.

 

En 2018 comenzaban nuevos retos para el campeón, con el objetivo de llegar a Wrestlemania. Consiguió ganar un Handicap Match, Six-Pack Challenge… la verdad que no lo tuvo fácil.

En Wrestlemania volvía a enfrentarse a uno de los mejores luchadores japonés del momento, Nakamura. Con este extendió su rivalidad hasta Money in the Bank, Nakamura desaprovechó el Last Man Standing y Aj no lo dejó pasar.

En Extreme Rules el movimiento Rusev Day llegaba a la órbita del campeonato, pero Styles con bastante experiencia supo contener al búlgaro ruso, que no pudo vences y  finalemnte se veía perdedor del combate.

Por último su gran rival Samoa Joe, quién iba a pensar que estos dos llegarían tan lejos, hasta el ámbito personal, con un campeón débil psicológicamente Joe se veía ganador, aguantó con él hasta en Australia y Arabia Saudí, los dos se daban de todo excepto consejos. Transportaron al público a la lucha hardcore de la Attitude Era.

Futuro

Tras hablar del pasado, hablemos ya del presente y sobretodo del futuro, a dos semanas de Survivor Series Styles espera a la Bestia Encarnada, Brock Lesnar. Los dos confrontarán como el año pasado, tras este salto en el camino se espera qué vuelva a defender su título, seguro contra Randy o el hombre del 619, pero una cosa queda clara, cuanto más largo es el camino, más gloria y retos consigue Styles. Un gran campeón.