Triple H vs Randy Orton
 

La rivalidad entre el Rey de reyes y el Asesino de leyendas es sin duda una de los mejores rivalidades de la historia de WWE, incluso muchos consideramos que es la mejor rivalidad del S.XXI.

Todo comenzó con aquel famoso segmento en el que Triple H baja el pulgar hacia abajo, dando la orden a Batista de masacrar a Randy Orton, el cual se había convertido en el campeón mundial más joven de la historia.

Desde entonces, hemos vivido momentos memorables entre estos dos, como la icónica imagen del trece veces campéon mundial besando a Stephanie McMahon mientras triple H estaba esposado a las cuerdas del ring, o la irrupción del dueño del Pedigree en la casa de Orton destruyendo todo a su paso.

Pero no siempre ha habido odio entre ellos, hubo un tiempo en el que la víbora era el favorito del Asesino cerebral, llegando incluso a nombrarle la cara indiscutible de la compañía en los tiempos de “la autoridad”.

Ahora bien, hablemos del combate que tuvieron los ex-miembros de Evolution el día de ayer en WWE Super Showdown. ¿Realmente es un final digno para una rivalidad tan legendaria?, es decir, ni un título en juego, ni una historia construida detrás del combate, solamente tuvieron  un intercambio de palabras entre ellos en un segmento de Raw para intentar despertar un mínimo interés en los fanáticos de cara al evento, cosa que no cambió nada, ya que el interés en este combate empezó hace más de 10 años.

Esperemos que no sea el último combate entre estos dos, y que dentro de poco nos brinden la oportunidad de ver el capítulo final de una rivalidad que podría estelarizar el más grande de las Wrestlemania.

Veremos si WWE es capaz de darnos este combate antes de que Triple H se retire definitivamente de la lucha.