Ronda Rousey busca que Paul Heyman la represente en las futuras storylines de ella en la WWE, según The Wrestling Observer Newsletter. Planeta Wrestling, la web número uno sobre WWE en castellano, te lo cuenta.

Se notó que Rousey probablemente no se convierta en una chica de Paul Heyman debido a la política interna de la compañía, ya que el emparejamiento no encajaría en la narración general de por qué se firmó a Rousey. La idea es que Rousey sea la antagonista Babyface de Stephanie McMahon y el papel de Heyman es visto como un heel, aunque el Campeón Universal de la WWE, Brock Lesnar, terminó siendo un babyface con Heyman representándolo, aunque esto no era como pretendían en la compañía que pasaran las cosas. Algunos sienten que la base de fans de WWE eventualmente “obligarán” a Rousey a realizar un turn.

Rousey también está en la WWE para que el mundo exterior la ve como la estrella más grande de la compañía, y porque ha tenido un fuerte poder de atracción entre las fanáticas femeninas. The Observer notó que los pocos datos que tienen muestran que la audiencia de RAW con hombres está subiendo cuando Rousey está activa, pero la audiencia femenina no.

¿Y que piensa Paul Heyman?

Los fans de WWE saben lo que se está rumoreando estos días, sobre todo a raíz de que el lunes en Raw Paul Heyman anunciara que si Brock Lesnar no vence a Roman Reigns abandonarían WWE. Y es verdad, es más que probable que Brock Lesnar y Paul Heyman abandonen la compañía tras el show de los shows. Como ya os comentamos hace unos días, ambos tienen otros planes (Paul Heyman tiene una compañía de producción que va viento en popa y Brock quiere volver a UFC). En la entrevista publicada por New York Post Heyman habla de sus diferentes compromisos con WWE en los próximos días incluyendo la presentación de Goldberg al Salón de la Fama pasado mañana viernes y el combate por el título universal del domingo en Wrestlemania.