Brock Lesnar WWE
 

Lucha a 7 por el maletín

Al comienzo del programa, podíamos ver a un Sami intranquilo. Tenía la sensación de que iba a ser atacado por Strowman durante el desarrollo del evento, y eso se pensó hasta el final. Esto dejaba al combate sin un luchador, y con más probabilidades para los otros. 

Dieron lo mejor de sí, por primera vez hicieron que te quedarás enganchado al televisor. Era un nuevo punto de inflexión, para dar oportunidades al talento joven, pero fue entonces cuando Ali iba a tener la victoria de su vida que entró el octavo participante.

Brock Lesnar, había esperado hasta el final para desconcertar a todos y poder llevarse el maletín, dejando a los demás sin fuerzas y con todas las ganas. Se esperaba un cambio, desde la victoria de Rollins, se deseaba un nuevo aroma al título.

Pero tras conocer las bajas audiencias, parece que la WWE ha vuelto a recurrir, al peor campeón Universal de la historia. Si la política de la empresa es la de empezar a escuchar más a los fans, debería ponerla en práctica. 

 

Porque esta se lo ha saltado de mala manera. Parece que está vez se ha jugado con la confianza de todo el roster, ya que era el momento de que nuevos luchadores, ostentarán los campeonatos. Además, se acaba de conocer la implantación de un nuevo título. 

Lesnar se tomó un descanso, dejando muy quemada a la empresa, el malestar general por parte de los luchadores y los fans era evidente. Y volver a caer sobre la misma piedra, puede hacer que esta semana volvamos a ver una bajada de audiencias en los dos programas.

Vender un producto, los ocho luchadores, con grandes historias, que colisionarían en este estadio dejando a un solo hombre en pie. Y que de repente aparezca otro para dejar al público atónito, es buena idea. 

Otra muy distinta, es que sea un luchador al que parecía tener ya olvidado la empresa, y el público, como Brock Lesnar. Habrá que lamentarse por la decisión, pero el juego sigue en marcha, la bestia con el maletín, puede acechar a su presa Rollins, en cualquier momento para arrebatarle el campeonato.

Pero no vamos a hacer de este artículo, completo protagonista a la Bestia. Tenemos que hablar del gran espectáculo que nos han ofrecido los ocho luchadores dentro de este ring, con los que la gente se ha llevado un buen sabor de boca. Por el combate, no por la victoria. 

Sami Zayn

Aunque no llegó ni al combate, tenemos que decir que fue él, el que avivó el combate hasta el último minuto. Echó a Strowman, y mantuvo en constante nerviosismo al público, tras conocer lo que le había pasado.

Acaba de regresar de una lesión larga, y los directivos están sabiendo utilizarlo, por ello damos la enhorabuena. Con buenas promos y buenos combates, está superando las expectativas que le podía dar la empresa. Espero que siga así, y no se pierda en el olvido.

Ricochet

Llegado hace nada de la marca amarilla, la gente tenía mucha confianza en este luchador. Experto en este tipo de luchas, la gente creía que podía dar la sorpresa en el evento y acabar como el mejor. Pero tras luchar mano a mano con luchadores de grandes quilates no tuvo opciones. 

Hubo un momento en el que se podía creer en él como ganador, pero una entrada imparable de McIntyre lo catapultó literalmente a una escalera que se encontraba fuera del ring. Ante eso, solo le quedó ver el combate como espectador y recuperarse.

Randy Orton

El luchador más veterano de la empresa en la actualidad, llegaba a la lucha como uno de los grandes favoritos. No por tener un gran push, o ser el más aclamado por el público, sino por la experiencia que lleva adquiriendo durante estos años. 

Al comienzo, aplicó la misma jugada a tres luchadores; Balor, Ali y Ricochet. Los tres, cogidos por Randy impactaron en una mesa de comentaristas. Al final no pudo conquistar el maletín, aunque fue uno de los protagonistas en el combate. Dejando al final un espectacular RKO sobre McIntyre, con su ya famosa jugada de coger del pie sobre la escalera e impactar con su ya famoso finisher.

Finn Balor

Campeón Intercontinental en la actualidad, y el único con la oportunidad de conseguir otro título, algo que ya se ha vuelto famoso en la empresa con Becky Lynch. Deslumbró en el combate, dejando la boca abierta a todo el público. 

Pero Andrade y Corbin, hicieron que su espalda se tragará una escalera, provocando su eliminación total de la victoria. La gente lo recordará durante bastante tiempo, uno de los que más ha sufrido con golpes durante el evento estelar. 

Andrade Cien Almas

El alma latino en la lucha, la gente esperaba poderlo ver coronándose por fin ante otros seis competidores. Pero otra será, no pudo con el dominio de sus otros competidores, y terminó en el olvido con el desarrollo del combate.

Pero no pensemos que no hizo nada, mantuvo a ralla en todo momento, pero cuando no puedes defenderte todo el reto, acabas sucumbiendo. Su mayor oportunidad fue arrebatada por Corbin y McIntyre. 

Baron Corbin

Ya venía de ganar el maletín hace dos años. Y este año esperaba poder repetirlo, pero no pudo ser, la sorpresa de Lesnar y la agilidad de sus rivales, hicieron que acabará exhausto sin oportunidad de poder tocar el maletín. 

Su gran aliado fue McIntyre, juntos acabaron con Strowman, y al inicio del combate con la mayoría de sus rivales. Rompió una mesa de comentaristas con el cuerpo de Ali, y tumbó a tres o cuatro luchadores en un arranque imparable. 

Drew McIntyre

Era el momento de que el psicópata escocés tomará las riendas del retador al título. Lo tenía todo, a un aliado, el físico, la fuerza… pero se le olvidaba que también tenía rivales, en un momento tomó el control del combate, pero demasiados luchadores y golpes te pasan factura. 

Acabó siendo traicionado por Corbin, para callarle la boca, le hizo el Claymore y terminó con una réplica de Corbin, rompiendo una escalera con Ricochet, y dañando otra con Andrade y Balor. Al final, acabo siendo derrotado, pero con la cabeza bien alta, después de su gran actuación. 

Ali

El protagonista del combate. Al fin y al cabo iba a ser el ganador de la lucha, según apuntan los medios. Pero a pesar de ello, supo aguantar la dificultades y superarlas con grandes movidas. Acabo fuera del ring, después de ser tirado dos o tres veces encima de una escalera, rompió una mesa…

Pero siempre estuvo ahí, su gran duelo fue con Ricochet. Un luchador que encarna el espíritu de juventus y que aspira a ser uno de los luchadores del futuro. A milímetros del maletín, tuvo que ver como Lesnar corría hacia él, para quitarle la oportunidad.

Se quedó en shock, suele pasarle a la gente, cuando ve que ocurre algo que no te esperabas. Su gran oportunidad se le fue arrebatada, acabó con una lesión en la boca, porque acabo ensangrentado y viendo como Lesnar se llevaba lo que le pertenecía.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here