Evento

Crown Jewel ha sido el segundo evento vivido en Arabia Saudí en lo que va de año, y eso nos tendría que parecer solo una cosa y es que la WWE tiene grandes beneficios en este país, aunque haya sido criticado los últimos días, ha mantenido su rigor y su opinión y ha hecho lo que dijo, traer a sus luchadores y realizar el evento.

La Copa del Mundo

Cómo hablábamos de The Greatest Royal Rumble, también ocurre en este y es un torneo que decide al mejor luchador, cosa que veo un poco absurda, porque cada uno tiene un estilo diferente, pero entretenido por lo que acabo de decir.

Las primeras rondas se las llevaron Rey Mysterio, The Miz, Rollins y Ziggler. De estos cuatro saldría la final que decidiría el torneo. Rollins cayó ante las trampas de Ziggler, apoyado por McIntyre y sobretodo algo que no le podemos reprochar a The Miz es lo de ganar suciamente, el hombre del 619 acusó la paliza de Orton y cedió el combate.

La final formada por dos viejos rivales y unos veteranos de la empresa, tantas veces se han enfrentado y tantas cosas han estado en juego entre ellos que no se creía que pudieran jugarse entre los dos, el título que te otorga la WWE cómo mejor luchar del mundo. Una pelea entre tramposos, que lo más destacable fue la orden del árbitro de que se fuera McIntyre, seguido The Miz cayó mal y se lesionó. Shane que estaba allí no lo pudo permitir y sustituyó a The Miz, injusto pero tampoco lo vamos a dar el título a Ziggler no se lo ha ganado. En un par de minutos Ziggler sucumbió ante un Shane bastante fresco que estaba de regreso.

Los títulos en juego

La verdad que estos combates más que tener una rivalidad que estuviera a punto de explotar, fueron combates de relleno y sí es verdad. Se esperaba que por lo menos hubiera un cambio de títulos, pero ni siquiera eso, por parte de la WWe sólo han ofrecido otro combate más entre superestrellas.

Samoa Joe volvió a ser humillado por AJ, después de luchar más de tres veces, sólo ha habido un claro ganador, y no nos podías sorprender en el evento. Con un pequeño antebrazo acabo el combate. The Bar retuvo título con la ayuda de Big Show, Nakamura en el Kickoff acabo con las esperanzas de Rusev y los títulos por parejas y el Intercontinental no estuvieron en juego durante el evento.

Llegaba el momento más importante para el futuro de la empresa, los dos egos más grandes en la actualidad chocaban de nuevo, el retador número uno, y el hombre que merece una revancha chocaban sin querer o queriendo quién sabe, pero lo que está claro es que uno se llevaría un cinturón en las manos. Baron Corbin atacó a Strowman y una serie de F5 acabaron con las esperanzas de todo el público y cualquier persona coherente que sepa algo de WWE. Lo volvían a hacer, el reinado de Lesnar sigue vigente, volvemos a tener un Campeón Universal desaparecido, sin aparecer en Raw y no poniendo el título en juego, ademas de no ser un buen ejemplo para la gente.

Combate de Leyendas

La lucha que podía salvar el evento, dos de los grupos más míticos en la historia de la WWE chocaban, otro combate más entre Triple H y The Undertaker, además del regreso a los cuadriláteros desde hacia más de siete años por parte de Shawn Michaels. Un combate demasiado largo para la condición de los luchadores, movidas mal ejecutadas, Triple H lesionado durante el combate provocaba que la gente pensará en que esto no iba a mejorar. Una mesa de comentaristas rota y un salto de Shawn Michaels marcaron lo mejor del combate, un final poco emocionante, Undertaker sin poder ayudar a Kane ve como esta tras un piquete de ojos, y los movimientos personales de Dx hacian sucumbir a The Brothers of Destruction de nuevo, y esta vez sin una despedida melancólica, ni dejando mal a unos y otros, dieron todo lo que tenían y no se los puede pedir más, bastante lo hemos disfrutado.

Análisis

La WWE ha querido llevar a este evento hasta el final sin pensar en las consecuencias que podían tener, hicieron bien en no ceder por cosas ajenas a la lucha libre, pero lo que les mató fueron sus propias luchas, con los resultados predecibles y sin poca emoción se notó que más tener una finalidad buena para los fans, el claro objetivo era el negocio.

Durante este año estamos notando que algunos eventos c´ñomo el de Australia o este mismo tienen dos aspectos principales, se pueden ver de dos puntos de vista, cada uno tiene su opinión y la mía es que la finalidad es dar más publicidad a la marca por el mundo y hacer negocio. Por lo menos intentan hacer un torneo, o algo que intenté que no lo veamos de esta manera, pero lo han hecho de tal forma que es una cosa evidente.

 

De estos eventos sólo podemos tener una cosa clara, podremos ver emoción y lucha libre, no esperemos un cambio de título o un acontecimiento trascendental. Esperemos que no ocurra siempre, y que de los errores se aprendan para el futuro.